Ricardo Rivero Bello, es un médico boliviano que reside en San Pablo, Brasil y que motivado por su amor por la naturaleza, se unió a un cuerpo de voluntarios para ayduar en las tareas de sofocación de incendios que hay en la Chiquitania. En los últimos días estuvo en Roboré y en el Parque Nacional Kaa-Iya.

Lo particular de su participción, es que lo hace desde el cielo, montado en su parapente con el que logra identificar los puntos en el que hay focos de quema activos


(Ricardo estuvo recientemente en Roboré)