No solo se trata de  apagar Incendios sino también de crear conciencia. Con esa premisa, voluntarios ambientalistas hicieron un llamado al pueblo de San Jose de Campamento para que reforesten la plaza de su comunidad.

Ayer, muchas personas se dieron cita para sembrar plantines donde solo había tierra. El entusiasmo fue general, hombres, mujeres y niños se pusieron manos a la obra y comenzaron con la tarea de llenar de verde el centro de su comunidad.

"Hemos recibido la donación de 50 plantines y queremos concientizar, la comunidad nos está apoyando y cada diez metros vamos a plantar un árbol", explicó Mariana Fernández Dávila, una publicista de 37 años que es voluntaria del Colectivo Naturaleza en Emergencia y una de las impulsoras de la iniciativa.

"Queremos que se entienda la importancia de la reforestación, hoy que es un momento crítico", añadió.