La Gobernación cruceña confirmó este sábado por la noche la muerte de tres bomberos voluntarios en una poza de la propiedad Campeche, en Concepción, donde habían ingresado a bañarse. Las víctimas fueron identificadas como Dylan Vega, de 21 años; Renzo Enrique Flores, de 37, y José Roca, de 23, todos parte del Grupo de Reacción Inmediata (GRI).

Los bomberos voluntarios estaban en su día de descanso en la propiedad Campeche, distante a 30 kilómetros de Concepción, donde almorzaron y luego se metieron a la poza. Uno de ellos sufrió un paro y se ahogó. Sus compañeros intentaron salvarlo sin éxito y también se hundieron.

"Me toca transmitirle esta infausta noticia a todo el pueblo cruceño, toca vivir otra vez un sábado luctuoso y triste. Acabo de comunicarme con los familiares de los tres jóvenes que han fallecido. Un sentimiento de pesar que tenemos después de lo desgarrador que es darle a un padre esta noticia, nos enluta no solo el corazón, sino nos embarga una enorme tristeza", dijo el Gobernador Rubén Costas, en conferencia de prensa. 

Los tres jóvenes se incorporaron el 8 de septiembre al GRI para acudir a la Chiquitania a combatir el fuego. Todos vivían en la capital cruceña, según explicó Juan Eloy Monje, gerente de la Red de Salud de la provincia Nuflo de Chávez, al corresponsal de EL DEBER en Concepción, Jorge Huanca.  

Conferencia del gobernador Rubén Costas:

Horas después, el presidente Evo Morales expresó sus condolencias a las familias de los jóvenes ahogados, mediante su cuenta en Twitter.