Venezuela recibió ayer un primer cargamento de ayuda humanitaria de la Cruz Roja, luego de que el presidente Nicolás Maduro aprobara su ingreso en medio de una pugna con el líder opositor Juan Guaidó.

La carga incluye 24 toneladas de insumos médicos y 14 plantas eléctricas que serán distribuidas en ocho hospitales y 30 ambulatorios, la mitad públicos, señaló el ministro de Salud, Carlos Alvarado.

“Es un gran paso adelante para apoyar a las personas vulnerables”, señaló en Twitter el presidente de la Federación Internacional de la Cruz Roja, Francesco Rocca, quien había anunciado el envío el 29 de marzo.

Una treintena de camiones transportó los suministros desde el aeropuerto de Maiquetía hasta un centro de acopio de la Cruz Roja Venezolana en Caracas, observó la AFP.

La carga incluía cientos de cajas con los símbolos del Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, que llegaron en avión desde Panamá. Unos 3.100 voluntarios participarán en la distribución, informó la organización.

Aunque el titular de la Cruz Roja local, Mario Villarroel, pidió evitar la “politización de este gran logro”, tanto el Gobierno como Guaidó reclamaron su parte.

“En momentos en los que Washington arrecia la crueldad del bloqueo contra Venezuela con la complicidad de la oposición, el Pdte @NicolasMaduro convocó a Naciones Unidas y a instituciones con trayectoria como Cruz Roja Internacional para proteger en conjunto al pueblo”, tuiteó el canciller Jorge Arreaza.

Por su parte Guaidó, avalado como mandatario interino por más de 50 países encabezados por EEUU, indicó que el operativo es el “reconocimiento del fracaso de un régimen que hasta hace semanas negaba la existencia de la emergencia humanitaria”.

Distribución imparcial

Según la ONU, casi un cuarto de los 30 millones de venezolanos necesita ayuda “urgente”, en medio de la peor crisis económica del país en su historia moderna, con escasez de medicinas e insumos hospitalarios.

Un informe del organismo reveló que unos 3,7 millones sufren de malnutrición y que un 22% de los menores de cinco años tienen desnutrición crónica. Rocca había dicho que a mediados de abril iniciaría la distribución de la ayuda para unas 650.000 personas en una primera fase.

Posteriormente, Maduro anunció un acuerdo con el Comité Internacional de la Cruz Roja para recibir “toda la ayuda de carácter humanitario que pueda traerse” en coordinación con la ONU.

Según la ONG Codevida, que defiende el derecho a la salud, unos 300.000 pacientes están en “condición de alto riesgo”.

“La ayuda será distribuida conforme a los principios fundamentales de nuestro movimiento, especialmente los de neutralidad, imparcialidad e independencia”, afirmó Villarroel.

Tags