Largas filas se vieron durante esta jornada, en las sucursales del banco Unión y en sus cajeros automáticos. Los clientes y usuarios de la entidad financiera acusaron problemas en el sistema que no fue resuelto hasta horas de la tarde.

En un corto comunicado, el Banco Unión explica que se presentaron “cortes temporales imprevistos” en los cajeros automáticos, en los servicios de tarjetas de débito, en los servicios de banca por internet, en la banca móvil y en el sistema de atención en agencias.

La entidad dice que el problema se debió a “las mejoras tecnológicas por cambio de nuestros servidores de plataforma central realizadas el 31 de marzo”.

A tiempo de pedir, disculpas, por los inconvenientes ocasionados a clientes y usuarios, también informó que, en todas las agencias a nivel nacional, el banco atendió este martes hasta las 18.00.

Una visita que realizó El Deber, constató que ya no había largas filas en las sucursales, aunque sí persistían en los cajeros automáticos.