Opinión

Incontenible avance de la tecnología y la inteligencia artificial

El Deber Hace 4/21/2019 8:00:00 AM

Ha transcurrido casi una década y parece que el sistema llamado ‘5G’, finalmente, se está haciendo realidad. Se comenta que varios operadores empezaron a desplegar 5G fijos para seleccionar ciudades; el móvil 5G ya comenzó (o comenzará) en algunas urbes de EEUU, desde este 2019, esperándose una implementación más completa y global a lo largo del año 2020.

5G es la próxima generación de banda ancha móvil que reemplazará la conexión 4G LTE. Con 5G se asegura que las velocidades de carga y descarga serán exponencialmente más rápidas y el tiempo que tardan los dispositivos en comunicarse entre sí se reducirá drásticamente. Las actuales torres de interconexión que se ven en varios lugares pasarán a ser obsoletas; serán reemplazadas por pequeñas cajas colocadas en cualquier poste o faro callejero y transmitirán datos e imágenes a velocidades muchos mayores que las del sistema 4G.

Existen varias versiones con respecto a las etapas de las llamadas “revoluciones industriales”, creo que la más didáctica es la que cito seguidamente. El uso del vapor -como energía para impulsar industrias, barcos y ferrocarriles- marcó en Inglaterra el comienzo de la primera revolución industrial. Luego vino la energía eléctrica; con ella arrancó la segunda revolución industrial. La red informática (internet) nos trajo la tercera revolución industrial, aún en auge. La inteligencia artificial y el 5G son los heraldos -anunciadores- de una cuarta revolución industrial que ya está en pleno proceso de gestación e incipiente desarrollo.

Y aquí entramos en un mundo nuevo, un mundo donde valores y velocidad de transmisión cambiarán velozmente. Se ha repetido varias veces que hoy un celular tiene 365.000 veces más potencia que la mejor de las computadoras que usó la NASA en 1969 para hacer que el primer ser humano pise la superficie lunar. Se ha dicho además que la llamada ‘singularidad’ se producirá en 2045 y marcará un punto de inflexión. Se asevera, además, que en los próximos 20 años habrá más cambios de los que hubo en dos milenios. Todo será cada vez más rápido en términos de ciencia y hasta de conocimiento. Al respecto, en la Edad Media un hombre era culto si conocía el equivalente de una sola edición del New York Times... Y actualmente hay quienes predicen que para cuando llegue la “singularidad” la inteligencia artificial comenzará a superar la inteligencia del homo sapiens ¿Qué tal? De seguir así, la ficción no está lejos de la realidad.

Muchos lectores deben recordar a las películas de Terminator, donde la terrible computadora central ‘Skynet’ decide dominar al planeta Tierra y enfrentarse con los humanos en una dura lucha de máquinas contra gente. De seguir como están las cosas, tal vez se llegue a escenarios similares. Por eso es tan importante el control de la tecnología; hay que hacerla disponible y hay que evitar que ella forme parte solamente de un mini conjunto de gente monopolizadora de esa valiosa información. Si los tecnopolios- aquellos que tienen el conocimiento exclusivo de la tecnología- se hacen demasiado poderosos, la humanidad puede peligrar, y esto sin ser alarmistas. Es por eso que en paralelo con el desarrollo tecnológico es importante el desarrollo de las ciencias sociales en general. Ellas deben acompañar con su orientación adaptativa los cambios que se vienen y que a veces son tan rápidos que no nos dan ni siquiera tiempo de respuesta, tan solo el mínimo para intentar acomodarnos a lo nuevo e inmediato.

Los expertos aseguran que la presente generación es muy “afortunada” y que no ha habido ninguna generación anterior que haya vivido los cambios que estamos viviendo ahora. El presidente de la Telefónica española, José María Álvarez Pallete, expresó recientemente desde un foro que tuvo lugar en Buenos Aires: “Los smartphones han sido apenas la primera oleada. Viene ahora una oleada muy potente basada en la inteligencia artificial”. El ejecutivo se centró en cómo la inteligencia artificial transformará tanto la economía como el trabajo y afectará a todos los sectores económicos. Algunas personas llaman al nuevo mundo -que 5G habilitará- un “mundo inteligente”; otros lo llaman “automatización global” o “mundo conectado”. En apenas dos años la vida se verá muy diferente a la de hoy. Cuando se construyeron las inminentemente obsoletas torres de telefonía móvil, nadie podría haber imaginado -y mucho menos haber planeado- la revolución digital que explotó en los últimos 18 años y seguirá su curso en forma acelerada. Se vienen tiempos cada vez más modernos, cada vez más dinámicos. Hay que estar preparados. Y prevenidos...

Tags