Dos motorizados que salieron desde el país fueron detectados con cocaína de alta pureza, en dos ingresos diferentes hacia el vecino país de Argentina.

El primer caso, reportado por las páginas web de los periódicos argentinos, detalla que un camión de alto tonelaje que intentaba ingresar al país vecino a través de la población fronteriza de Salvador Mazza, tenía escondido en uno de sus tanques de combustible 74 paquetes, tipo ladrillo, de clorhidrato de cocaína, cuyo peso alcanzó los 80 kilos de estupefaciente.

El juez que lleva adelante el control de la causa, dispuso el secuestro del motorizado y la detención del conductor, un connacional, que precisó que el rodado inició su viaje desde nuestra capital y tenía como destino final la capital bonaerense.

El segundo hecho se registró también el fin de semana en inmediaciones del volcán Llullaillaco (pronvicia de Salta), cuando los agentes de Gendarmería Nacional detuvieron al conductor de una camioneta, que al ver la presencia de los uniformados trató de darse a la fuga, pero fue alcanzado y reducido.

Al realizar la requisa del motorizado, se encontraron 12 bolsas de azúcar que tenían 373 paquetes de cocaína, con un peso de 380 kilos del alcaloide.

Además, hallaron equipos de comunicación, tabletas, computadoras, baterías y demás accesorios. Al pedir los datos de la camioneta, los uniformados pudieron constatar que el mismo había sido robado en marzo en la ciudad de Calama (Chile).

La justicia de Salta dispuso la detención del conductor, otro connacional y el secuestro de la droga y del motorizado. En las dos operaciones se confiscó 460 kilos de cocaína, cuyo valor se estima en $us 3,2 millones.

Tags