El mayor avión cisterna del mundo, el Boeing 747 Supertanker, con capacidad de 72.000 litros, llegará esta noche o a más tardar la madrugada del viernes a Viru Viru. Personeros del Gobierno mantienen una reunión de coordinación técnica desde esta mañana con el representante de la empresa del Supertanker, Craig Duncan.

El avión cisterna llegará luego de las gestiones del Cepad y más tarde, del Gobierno nacional, para sentar su base de operaciones en Viru Viru, cuya pista de aterrizaje, hidrantes internos y pozos de agua garantizan que el Supertanker pueda ejecutar su misión con las condiciones necesarias.

Para tener una idea, esta aeronave equivale a 14 carros bomberos, puesto que cada uno tiene capacidad de entre 5 a 6 mil litros de agua.

Enrique Bruno, con 26 años de experiencia como bombero fundador de FundaSol, iniciada con impulso de la Cainco, valida que en estos momentos, el ataque a los incendios forestales que están en sitios inaccesibles en la Chiquitania, debe hacerse por aire. “La mejor opción es atacar desde el aire y esa es una tecnología muy probada, usada en todas partes del mundo, hay aviones americanos y rusos de igual capacidad”.

Bruno destacó que la tripulación tiene que ser de altísimo nivel de manejo de la situación, “imagínese en la serranía, tienen que bajar a casi 150 metros del suelo y semejante aparato no es para que lo maneje cualquiera, es una máquina que pesa 60 toneladas, sin agua y vuela, -a la velocidad más baja-, a 400 o 500 km/h. Tienen que ser muy diestros, además para que el agua llegue a donde tiene que ir”, destacó afirmando que se trata de gente muy entrenada específicamente para este trabajo.

En cuanto a Viru Viru, dijo que es la mejor opción para abastecer de más de 70.000 litros de agua al avión. “Tiene hidrantes internos y grandes pozos de agua adentro del aeropuerto. Y los carros bomberos que poseen tienen mangueras contra incendios muy grandes que cargarían al avión en 20 minutos. El récord son 10 minutos y volver a salir, pero eso es extraordinario, no creo que en Bolivia lleguemos a romper ese récord”.

Bruno reconoce que el costo de operaciones es más caro desde Viru Viru, porque se tiene que hacer un vuelo de media hora para ir y venir para recargar agua, pero en sus palabras, no hay otra opción para que ese avión aterrice en otro lado, “menos en esa zona”.