Un juez determinó dar medidas sustitutivas a la detención preventiva a Raquel Escalante (50) la mujer, de profesión maestra, que fue acusada de haber amenazado de muerte y de haber hostigado y extorsionado a una colega suya. La audiencia se desarrolló anoche en el Palacio de Justicia. 

En primera instancia se supo que la acusada, junto a su pareja identificado como Lumber Cuéllar, enviaron un ataúd como señal de amenaza a Maura O. al mismo tiempo de que se le intentó sonsacar 8.000 dólares.

Escalante negó tales extremos y dijo que la acusación se debió a "una maldad" que están haciendo en su contra pues ella aseguró ser inocente de lo que se le acusa.
  
Durante la audiencia también se pudo ver a un grupo de madres de familia del colegio en el que trabaja la acusada, quienes le brindaron su apoyo enseñando carteles a los medios en el que pedían que se la libere.

En un principio el caso se vinculó a un triángulo amoroso, figura que fue descartada durante la audiencia.