Siempre alejado de los focos, el mundo despidió ayer al escritor y periodista Leopoldo Brizuela.

Brizuela fue una de las personas que aportó a la literatura argentina, no solo con sus escritos, sino también al lograr incrementar el acervo de la Biblioteca Nacional, ya que consiguió que los familiares de intelectuales argentinos donaran sus bibliotecas privadas

Ganador del premio Clarín en 1999 con Inglaterra. Una fábula y del Alfaguara en 2012 con Una misma noche, Brizuela recreó la memoria argentina con voz propia. Su última novela, Ensenada. Una memoria (2018), está situada en medio del golpe cívico-militar que provocó la caída de Juan Domingo Perón. Preparaba otra ambientada en La Rioja sobre la infancia de su padre.

Tags