En el primer trimestre de este año, los depósitos del público en las entidades financieras han experimentado una caída inusitada de $us 239 millones, según la Asociación de Bancos Privados de Bolivia (Asoban); y de $us 406 millones hasta abril, de acuerdo con los datos proporcionados por la Autoridad de Supervisión de Servicios Financieros (ASFI).

Los depósitos tenían un crecimiento anual constante de hasta más del 10%. El último año, la tasa de crecimiento bajó al 4%. Y ahora, en los primeros meses de esta gestión, las personas están retirando liquidez de sus cajas de ahorro y sus depósitos a plazo fijo, especialmente.

El Gobierno afirma que esta es una característica estacional transitoria de principios de año, causada circunstancialmente, por el pago de los impuestos y el “perdonazo” tributario, además del desembolso que hicieron los empleadores, para cancelar el doble aguinaldo definido el año pasado con un plazo hasta marzo.

Aunque algunos analistas apuntan a que esta situación es producto de la desaceleración que ‘vive’ la economía nacional e internacional.

 

Las cifras

Según los datos estadísticos de Asoban, al término de 2016, los depósitos en la banca, llegaron a $us 21.681. Hasta abril del 2017, había disminuido a $us 21.446 millones ($us 235 millones menos). Al finalizar 2017, los depósitos eran de $us 24.100 millones. A marzo de 2018, llegaban a $us 24.111 millones. Es decir, que en tres meses de 2018, los depósitos aumentaron 11 millones.

Ya a fines de 2018, los depósitos fueron aumentando hasta $us 25.533 millones. Pero a marzo de 2019, los depósitos llegaban a $us 25.294 millones; es decir, los depósitos disminuyeron $us 239 millones con relación al cierre del año anterior.

Preocupación bancaria

Días atrás, el secretario ejecutivo de Asoban, Nelson Villalobos, había dicho que los depósitos no han logrado recuperar el dinamismo de la tasa de crecimiento.

“Ahora, los esfuerzos se concentran en la expansión crediticia. Es previsible que ese dinamismo en la colocación de créditos, se mantenga hasta fin de año. Pero nos preocupa el comportamiento de los depósitos, viendo esto como un problema más estructural”, dijo.

Explicación del Gobierno

El Ministerio de Economía respondió un cuestionario de EL DEBER, explicando que ese comportamiento de los depósitos en los primeros meses que se observa en 2019, responde a una situación estacional que se evidencia cada año de manera regular.

“Esta situación se explica principalmente al pago del Impuesto a las Utilidades (IU) de las empresas que vencen en este primer cuatrimestre, a lo que también se suma, pero de manera extraordinaria, la regularización del pago de tributos al amparo de la Ley 1105 y Ley N° 1154 que amplió el plazo para acogerse a este “perdonazo” del 28 de febrero hasta el 30 de abril de 2019”, manifestó la entidad estatal.

Añadió que otro aspecto que de manera particular también causa una reducción de los depósitos en los primeros meses de cada año, es el uso de los aguinaldos abonados en el mes de diciembre de la gestión pasada, en el que se pagó el doble aguinaldo a diferencia de la gestión 2017, estimando para los próximos meses el repunte de los depósitos como ocurre también de manera regular.

Aclaró que en el último quinquenio, los depósitos crecieron a una tasa promedio anual del 12% y la cartera en el sistema financiero, creció a un promedio anual del 16%. Esto permitió, en el primer caso, que entre abril de 2014 y 2019 pase de Bs 108.625 millones a Bs 176.214 millones; y en el segundo caso (depósitos) de Bs 86.961 millones a Bs 174.873 millones.

En ese sentido, la entidad, aseguró que con el contexto de la economía nacional que “mantiene un buen ritmo de crecimiento” y la estacionalidad de los depósitos, se espera la recuperación paulatina de su tasa de crecimiento y repunte de los mismos más adelante.

La baja de los depósitos obedecería a la desaceleración de la economía nacional e internacional.

Los costos

Para conocer un monto aproximado de lo que gasta el sector empleador en el pago de esos beneficios laborales, la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB), develó que, solo el año pasado, el ajuste total sumando el incremento y el segundo aguinaldo, superó el 14% de los costos laborales del sector, cifra que representa más de $us 681 millones “que podían haberse invertido en la expansión de la producción y el empleo”, según fuentes de la entidad.

Entre tanto, el Servicio de Impuestos Nacionales (SIN), informó de que del total de contribuyentes que se acogieron al “perdonazo” tributario (que está vigente hasta el 28 de junio por la ley 1154), son 104.020 son empresas unipersonales y personas naturales. Mientras que 13.529 contribuyentes son compañías.

A principios de abril, el presidente del SIN, Mario Cazón, había informado a la población, que con el “perdonazo”, se pretendía recaudar hasta 3.500 millones de bolivianos hasta el 30 de ese mes y ya se había logrado hasta el 5 de abril, un total de Bs 1.824 millones; es decir, el 51% de la meta.

Rolando Kempff, presidente de la Cámara Nacional de Comercio (CNC), señaló que su entidad representa a empresas que en su mayoría, no se han acogido al perdonazo, dado que el 80% de las compañías beneficiadas, son unipersonales.

“Se debe hacer notar que más del 70% de los contribuyentes empadronados en el Servicio de Impuestos Nacionales no se acogió a esta medida porque pagan puntualmente sus obligaciones tributarias”, aclaró.

Doble aguinaldo

Sobre el segundo aguinaldo, Kempff dijo que no se tienen estadísticas por lo sensible de la información para cada empresa; sin embargo, muchas firmas asociadas han informado a la Cámara que han tenido que recurrir a financiamiento bancario para poder cubrir esa obligación, dejando de lado la posibilidad de inversión prevista, en muchos de los casos.

El doble aguinaldo “Esfuerzo por Bolivia” se considera en el decreto supremo 1802 aprobado en noviembre de 2013. “Será otorgado en cada gestión fiscal, cuando el crecimiento anual del Producto Interno Bruto , supere el 4,5%”, establece la normativa.

El año pasado, el Gobierno activó el pago dado que el crecimiento económico del país, a junio de esa gestión, alcanzó al 4,61%.

Sin incentivos

Pero la lectura de un par de expertos, no condice con las autoridades del Gobierno. Armando Álvarez, analista económico, observó que si bien, la cartera de créditos ha crecido constantemente, en los últimos años, el crecimiento ha sido cada vez menor.

“Pero lo que ha venido creciendo menos y de hecho en este año ha venido decreciendo son los depósitos del público, lo que refleja una reducción de la capacidad de ahorro, una clara señal del enfriamiento de la economía. Tengo dudas de que la menor demanda por financiamiento se deba a menores captaciones. Mi lectura es que, el sector privado no tiene incentivos en invertir, ante el escenario político nacional, un elevado déficit fiscal que está mermando las reservas internacionales y las incertidumbres internacionales que están incidiendo en la volatilidad de los precios de las materias primas”, manifestó.

Desaceleración

Por su parte, el experto Julio Alvarado dijo que la baja de los depósitos tiene una causal central y es una desaceleración de la economía boliviana, a pesar de las afirmaciones del Gobierno, de que la economía boliviana está blindada.

“La economía no está blindada. Por lo tanto, al haber disminuido los ingresos del Estado Boliviano por el tema de las materias primas, esta ha tenido una desaceleración en la economía, lo que se refleja en que varios sectores, especialmente la minería y las exportaciones de manufacturas, hayan sido impactadas. Esto significa menores ingresos en la familia boliviana y que la demanda interna ha disminuido. Cuando se requieren recursos, lo que hace la gente y las empresas, es obtener recursos de los depósitos”, señaló.

Advirtió que la población que tiene su dinero en los bancos, está replicando el mismo mecanismo del Gobierno desde el 2014, que ante la disminución de los ingresos, ha ido sacando dinero de las Reservas Internacionales Netas con lo que redujo este ahorro estatal, de $us 15.000 millones a $us 8.000 millones.

Punto de vista

ALEJANDRO ARANA

Analista económico

Los depósitos se los llevarían al exterior

Veo que es cierto que hay una situación estacional, pero además, una influencia de la coyuntura económica que está afectando los depósitos en las entidades financieras que funcionan en el país. Pero como muchas situaciones en la economía, uno termina tratando de estimar, ya que no se tiene certeza de lo que va a pasar hasta que ocurre.

Aclarando aquello, pienso que una de las situaciones que estaría pasando para que bajen los depósitos en la banca, es que, dada la incertidumbre que hay sobre el futuro económico internacional y sobre la baja económica que ya existe en Bolivia desde hace un año, es que muchos ahorristas estén sacando su dinero de las entidades financieras bolivianas y se lo lleven al exterior.

Y es muy probable que se siga produciendo una baja en los depósitos bancarios, debido a esta situación de incertidumbre que se está sintiendo cada vez más, en el país.

Por otro lado, creo que lo que va a afectar también a la economía boliviana, es el hecho de que este 2019 es un año electoral, por lo que existe incertidumbre económica de lo que pueda pasar antes de las elecciones de octubre y después de estas contiendas.

Casi todos los actores económicos y empresariales estiman que la economía, va a seguir empeorando por la influencia política. Se va a ralentizar en todos los ámbitos de la economía. Y hay también mucho riesgo de que haya una devaluación de la moneda nacional.

Y una manera de disminuir los riesgos es diversificar las inversiones de sus recursos. Es otra de las razones por el cual, se estarían sacando fondos y los están depositando en entidades del exterior para que no sufran un efecto negativo.

Se podría depositar estos recursos en el mercado financiero local en moneda extranjera, como el dólar, pero hay costos financieros que hay que pagar, como las cargas impositivas, que no existen en el extranjero y dan mayor confianza para guardar el dinero.

Esa sería otra de las razones por la que se estaría reduciendo los depósitos, actualmente.

Tags