Una ciudadana de nacionalidad boliviana fue detenida por personal de Gendarmería Nacional  de Argentina, debido a que se descubrió que transportaba casi tres kilos de cocaína ocultos en vasijas de porcelana.

El procedimiento se realizó en la ruta nacional 34 de Orán. Hicieron detener el automóvil y procedieron a la requisa de los bultos que transportaba la única pasajera del remise. A los gendarmes les llamó la atención el sobrepeso y las distintas tonalidades de la vajilla que había en una caja.

La mujer se puso nerviosa y que le costaba articular palabras. Ante la sospecha de que los bultos podrían contener estupefaciente resolvieron inspeccionar con detenimiento los objetos. Se trataba de mercadería que según la pasajera de nacionalidad boliviana llevaba para la venta en la ciudad de Salta. 

Lo que detectaron fue que las vasijas tenían un doble fondo de metal en la base de cada una de ellas. Allí encontraron ocultas numerosas bolsas de polietileno transparente que contenían una sustancia polvorienta blanquecina. Al efectuar la prueba de campo narcotest, los integrantes de Criminalística y Estudios Forenses confirmaron que se trataba de cocaína, con un peso total de 2,995 kilogramos.

Conoce más sobre el tema: