Un juez federal de Estados Unidos bloqueó temporalmente la decisión del presidente Donald Trump de usar fondos del Departamento de Defensa para pagar por la construcción de sectores de su prometido muro en la frontera con México.

La decisión es un golpe para Trump, que declaró una “emergencia nacional” en un intento de saltarse al Congreso para usar fondos militares para su proyecto de muro fronterizo, una de sus promesas insignia de campaña.

Los funcionarios de la administración Trump “están impedidos de tomar cualquier acción para construir una barrera fronteriza” en dos zonas cercanas a las ciudades de Yuma (Arizona) y El Paso (Texas), “usando fondos redirigidos del DoD”, ordenó el juez Haywood Gilliam, refiriéndose al Departamento de Defensa.

‘Activista’ de Obama

Trump aseguró que estaba solicitando una “apelación urgente”.

“Otro activista al que Obama designó como juez ha fallado contra nosotros sobre una sección del muro sur que ya está en construcción. Es un fallo en contra de la seguridad fronteriza y a favor de la delincuencia, las drogas y el tráfico de personas”, dijo en un tuit.

Unos 20 estados, entre ellos Nueva York y California, así como la organización de derechos civiles ACLU, grupos ambientalistas y comunidades fronterizas han iniciado demandas que aseguran que la declaración de emergencia viola la Constitución.

El secretario de Defensa interino, Patrick Shanahan, aprobó el desvío de fondos del presupuesto antidrogas del departamento para la construcción de barreras en las áreas mencionadas en la decisión del juez Gilliam.

Tags