El canciller del Estado, Diego Pary, en un contacto telefónico anoche con EL DEBER, confirmó que en las últimas horas recibió, procedente de Brasil, la ratificación del pedido de extradición del presunto narcotraficante Pedro Montenegro y que él lo enviará al órgano judicial para que sea procesado en esa instancia.

“Ayer hemos recibido una comunicación oficial, en la que Brasil expresa su interés de continuar con el trámite de extradición de Montenegro”, aseguró el canciller.

Complementó que “lo que vamos a hacer es remitir esta nota a la instancia que corresponde, que es el Tribunal Supremo de Justicia”.

La autoridad de Gobierno explicó que hay un procedimiento ya establecido en la convención sobre extradición que suscribieron ambos países, “lo que debe quedar claro, es que es un procedimiento absolutamente judicial y no corresponde al ámbito diplomático”, manifestó.

En esa misma línea, el Ministerio de Justicia de Brasil respondió una solicitud de información que EL DEBER envió el lunes y en ella revelaba que la solicitud de extradición del presunto narco boliviano aún estaba “en marcha”, razón por la cual, para no comprometer informaciones de Inteligencia y asegurar la efectividad de eventuales acciones judiciales, se excusa de emitir alguna opinión.

La respuesta es escueta, pero concreta y fue enviada en portugués. La transcribimos textualmente: “A fim de não comprometer informações de inteligência e assegurar a efetivação de eventuais medidas judiciais, o Ministério da Justiça e Segurança Pública não se manifesta em relação a pedidos de extradição ainda em andamento”.

La traducción del texto es el siguiente: “A fin de no comprometer informaciones de inteligencia y asegurar la efectividad de eventuales medidas judiciales, el Ministerio de Justicia y Seguridad Pública no se manifiesta en relación a solicitudes de extradición aún en marcha”.

Este medio no pudo conseguir el criterio del ministro de Gobierno, Carlos Romero, respecto a lo declarado por Brasil. Sin embargo, fuentes gubernamentales señalaron que en la indagación se trabajó de cerca con Brasil, por lo que no observan que exista algún motivo para que la extradición planteada en 2015 contra Montenegro sea truncada, aunque las causas abiertas contra él pueden generar un nuevo escenario.

Tags