Uno de los ocho premios Rey de España a lo mejor del periodismo en Iberoamérica fue para el periodista boliviano Roberto Navia y para el equipo de ocho personas de EL DEBER que lo complementó. El trabajo de investigación titulado Los colmillos de la mafia se hizo con el galardón en la categoría Premio Especial de Periodismo Ambiental y Desarrollo Sostenible y ayer Navia recibió el apretón de manos del rey Felipe VI y el enhorabuena que para él no significa otra cosa que un compromiso para seguir trabajando en los temas medioambientales que muchas veces son “ninguneados ante los temas en los que la coyuntura se esmera tanto como la política o la economía. Hay mucho por hacer y este premio será un impulso”.

El galardón fue otorgado por unanimidad al trabajo de Navia y equipo (Clovis de la Jaille, Nelfi Fernández, Lizeth Vargas, Eldon Centella, Miguel Ángel Roca, Mary Luz Soruco, Marco León y Fuad Landívar), que fue publicado por EL DEBER y Mongabay Latam el 14 de enero de 2018.

El jurado destacó el gran trabajo multimedia que se presentó con texto, fotos, vídeos, infografía y grabaciones de radio, en los que se denuncia la caza ilegal e indiscriminada de jaguares en Bolivia, que ha crecido desde 2014 con la llegada de empresas chinas que se dedican a la construcción de infraestructuras. El jurado valoró la labor periodística que puso en relevancia el valor de los testimonios directos de los implicados en estos delitos.

La ceremonia

La entrega de los premios fue en Madrid y se otorgó por trigésimo sexta vez en reivindicación y reconocimiento al trabajo de mucha gente que se juega la vida para denunciar al mundo lo que pasa en sus países.

El rey de España empezó afirmando que “ante el nuevo paradigma de la comunicación digital los medios de comunicación deben manejarse con los firmes valores de siempre (veracidad, rigor, credibilidad, profesionalidad e imparcialidad), además de hallar la simbiosis entre la actualización tecnológica y la preservación de los valores periodísticos tradicionales”.

Felipe VI felicitó a los periodistas de Argentina, Brasil, Bolivia, España, México, Nicaragua, Portugal y Venezuela y les agradeció por la valentía de contar las historias que los hicieron ganadores.

En la ceremonia, realizada en la Casa de América, uno de los galardonados más aplaudidos fue el periodista nicaragüense Wilfredo Ernesto Miranda Aburto, premiado en la categoría Periodismo, quien tuvo que salir de su país por denunciar los asesinatos cometidos contra los manifestantes opuestos al Gobierno de Daniel Ortega.

La XXXVI edición de estos premios coincidió con la celebración del 80 aniversario de la agencia internacional de noticias EFE y de los 30 años de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), convocantes de los premios.

En el acto retumbaron las palabras de Josep Borrell, ministro de Asuntos Exteriores: “La información es el oxígeno de las sociedades democráticas. Los galardonados contribuyeron con su trabajo y su obra a que podamos seguir respirando como ciudadanos libres. Mucho les debemos”.

Tags