Pasadas las 18:00 de este lunes, un helicóptero arribó al aeropuerto internacional de El Alto transportando los restos mortales del bombero de la Policía, Efraín Mamani Calisaya, que perdió la vida tras caer a un barranco en Coroico cuando ayudaba a mitigar un incendio registrado en el municipio paceño.

El presidente Evo Morales confirmó la mañana de este lunes que el bombero que estaba desaparecido en Coroico, Yungas de La Paz, falleció producto de una caída de unos 300 metros en un barranco cuando se replegaba, tras cmbatir el fuego.

"Tengo una mala noticia, lamentablemente ayer los bomberos estaban en Coroico, han apagado el incendio y un bombero, hermano policía se ha caído al barranco (...) Me acaban de informar, encontraron fallecido", dijo en conferencia de prensa desde Santa Cruz.

El reporte de la Policía Boliviana detalla que el efectivo, dependiente de la Brigada Especial de Rescate Salvataje Auxilio (BERSA) del Cuerpo de Bomberos, se precipitó cuando junto a sus compañeros retornaban, después de haber cumplido con su misión de mitigar las llamas.

Declaraciones del jefe de Estado:

"En temas humanitarios tenemos dos bajas, el de Sacaba (Cochabamba), un joven y ahora un policía, toda nuestra solidaridad, nuestro apoyo a la familia y hay que reconocer el esfuerzo que hacen algunas instituciones y la gente no conoce", acotó el primer mandatario.

Morales se reunió esta madrugada con el Alto Mando de la institución del orden, donde recibió información sobre el caso del uniformado, hasta ese momento desaparecido. Su casco de protección ligeramente quemado y algunas de sus pertenencias, a unos 100 metros del barranco.

Incluso se dispuso que un helicóptero realice tareas de búsqueda en la zona, para dar con el bombero, identificado como Lucio Emilio Mamani, integrante de la Brigada Especial de Rescate, Salvamento y Auxilio (BERSA).

Conoce más sobre el tema: