El Servicio Nacional de Aduanas de Chile detectó 274,5 kilos de marihuana en un bus internacional que se encontraba en el complejo fronterizo Colchane, 239 kilómetros al este de Iquique. La droga estaba oculta en el interior de tubos que simulaban llevar tela. El motorizado había salido de Bolivia.

“Nuestros fiscalizadores analizaron una serie de parámetros y efectuaron una revisión especial al bus, estableciendo que en la zona utilizada para almacenar la descarga del baño mantenía un acceso clausurado. Debido a ello se intervino el tablero de control y se logró abrir el habitáculo, hallando un grupo de tubos que simulaban ser telas”, dijo el director regional de la Aduana de Iquique, Cristian Molina.

Se procedió a la revisión de 17 tubos con canes y máquina de Rayos X, “determinando que solo se trataba de una fachada y en su interior contenía un total de 274 kilos y 560 gramos de marihuana”.

Los datos indican que la sustancia ilícita fue cargada en La Paz y, tras pasar por Oruro, su destino era Iquique. Cada cilindro tenía 16,6 centímetros de diámetro y 120 centímetros de largo, los cuales estaban sellados al vacío.

Los conductores S.R.F. (26) y E.M.M. (32) junto al cannabis y los medios de prueba fueron entregados, mediante cadena de custodia, a la policía y serán juzgados por tráfico de drogas.

Conoce más sobre el tema: