El colegio La Salle está de plácemes por sus 70 años al servicio educativo en Santa Cruz y lo está festejando con una serie de actividades y reconocimientos que ha recibido de varias instituciones nacionales y locales por su labor formadora de niños y jóvenes cruceños.

La Salle forma parte de la Congregación de los Hermanos de las Escuelas Cristianas fundada por San Juan Bautista de la Salle hace 300 años en Francia y cuya obra, con procesos de enseñanza basados en la fe católica, se ha extendido por 80 países, incluida Bolivia, donde lleva 100 años de servicio, pues a La Paz llegó el 16 de diciembre de 1919.

En Santa Cruz, empezó sus actividades en la imprenta Los Huérfanos, donde los hermanos lasallistas se hicieron cargo de un orfanatorio, de una escuela de artes y oficio y del colegio, que después se denominó La Salle Vieja.

Hoy y desde 1961, el colegio funciona en el segundo anillo, entra las avenidas La Salle (canal Isuto) y Ovidio Barbery, en un predio de 14 hectáreas dotadas de una gran infraestructura con campos deportivos, coliseo, iglesia, piscina y otras comodidades, que reciben todos los días a más de 3.000 estudiantes.

Por la mañana, en el sistema privado, el recinto alberga 2.500 alumnos: 1.000 de primaria, 1.000 de secundaria y 500 del kínder, con la enseñanza de 140 profesores. Por la tarde, en el sistema de convenio, acoge a 600 estudiantes.

“Estamos orgullosos y felices de formar tantos alumnos. En cada uno de ellos veo a un presidente, a un alcalde, a un gobernador, a un concejal, a un médico con esa vocación de servicio que siempre ha inculcado La Salle. De aquí salió don Rolando Aguilera, fundador de la academia Tahuichi; el actual alcalde Percy Fernández y Jorge Tuto Quiroga, expresidente de Bolivia”, recordó Cimar Rocha Castro, director general del colegio La Salle.

Proyectan una universidad

La obra educativa recibió la noche del martes el reconocimiento de varias instituciones: de la Cámara de Senadores, de la Cámara de Diputados, del Concejo Municipal, de la Gobernación y de la UPSA.

Ayer, plantel docente, padres de familia y parte del alumnado celebraron una misa y luego hicieron una ofrenda floral a los pies del monumento a San Juan Bautista de la Salle, en la rotonda a lo diagonal del colegio. Allí, el director Rocha anunció que se proyecta abrir la Universidad La Salle, similar a la que funciona en La Paz desde hace 15 años.

“Me siento muy feliz por ser parte de una comunidad grandísima. Más que un colegio somos una familia que a través de los años hemos formado una amistad y, además, una conexión con Dios”, dijo Fabiana Camacho Vargas (17) de la promo 2019.

“Es un orgullo ser una lasallista. Los profesores siempre están alentándonos, nos corrigen muchas cosas para que seamos mejores personas, sobre todo en valores”, señaló Carla Soliz Cuéllar (17) también de la promo.

Tags