No solo serán afectadas las industrias que usan directamente las botellas PET (polietileno tereftalato) o bolsas plásticas. Para los empresarios, la “ley departamental que prohíbe la entrega y uso de bolsas plásticas, plásticos de un solo uso descartable y botellas plásticas”, perjudicará a todo el motor económico del país. Por ello, los industriales están en alerta ante la aprobación en la Asamblea Departamental paceña, a la que consideran ‘estricta’ y ‘suicida’, en contra de la actividad productiva local y nacional.

“Esta norma puede llegar a estar en contra de todos los bolivianos. Va a tener efectos sobre el comercio. La norma no viene acompañada, con una fiscalización para que esas prohibiciones hagan efecto. Terminará pasando de la Gobernación a los gobiernos municipales, donde tampoco tienen toda la infraestructura necesaria para esa fiscalización y su aplicabilidad”, sostuvo el gerente de la Cámara Nacional de Industrias (CNI), Fernando Hinojosa.

Aclaró que el sector no está en contra del objetivo de la ley, que persigue disminuir la contaminación y favorecer el cuidado del medioambiente. “Lo que sí observamos, es que hay temas en la propia redacción de la ley, que son imprecisas, que se necesitan mejorar. No hay plazos razonables”, añadió.

De los plazos

La ley departamental establece que a los 45 días, a partir de su entrada en vigencia, se prohíbe a todo establecimiento de comercio, supermercados, autoservicios, almacenes, comercio informal, la entrega, suministro o comercialización de bolsas plásticas y plásticos de un solo uso descartable. No se permitirá bolsas o envoltorios de base polimérica en publicidad, diarios, revistas u otros formatos, recibos de cobro de servicios sean públicos o privados, entre otros detalles.

A los 60 días, “se prohíbe la entrega, suministro, uso o comercialización de botellas plásticas y recipientes o envases de poliestireno expandido (plastoformo) para bebidas y alimentos de consumo”, señala la norma.

El asambleísta departamental, Gustavo Torrico (MAS), rechazó las críticas de los industriales, declarando que la norma es totalmente factible.

“La norma es aplicable, especialmente en lo que se refiere a bolsas plásticas. Por otro lado, en lo que respecta a las botellas y envases de un solo uso, se podría complementar con algunas ideas, sobre todo en lo que respecta, al reciclaje, su fiscalización y los planes de contingencia que nos lleven a su sustitución por envases de vidrio. Tenemos que conversarlo”, señaló.

Tags