En Semana Santa se tiene la costumbre de comer pescado por lo que las autoridades sanitarias y municipales recomiendan a la población tomar sus recaudos al momento de comprar este producto que se comercializa en distintos puntos y mercados de la ciudad.

Entre las recomendaciones a tomar en cuenta están las siguientes:

- Agallas rojas: Esta parte del pescado debe tener un color rojo, eso denota que está fresco. Si está de color opaco o café ¡cuidado! es señal de que el pescado inició la fase de descomposición.

- Escamas: deben estar rígidas. Antes de comprar asegúrese de pasar los dedos por el cuerpo del pescado y verificar de que sus escamas no se desprendan, si lo hacen, no compre.

- Olor: se debe acercar el producto a la nariz y olfatear con cuidado. El pescado tiene un olor muy característico y se debe diferenciar de un olor a podrido.

- Ojos: otra característica para saber si un pescado está en buen estado son los ojos; estos no deben estar hundidos.

- Carne: debe pasar los dedos en el interior del pescado abierto y ver que la carne no se desprenda mientras lo hace.

Otras recomendaciones

El pescado debe ser lo último que compre en el mercado para evitar romper la cadena de frío. Una vez en casa, si no se lo va a preparar inmediatamente se debe conservarlo en la heladera. Puede durar hasta dos días en la parte baja del refrigerador.

Si no lo va a preparar ese mismo día ni tampoco al día siguiente, se recomienda congelar el pescado inmediatamente para no afectar su inocuidad ni calidad nutricional.

Sin embargo, si el pescado estuvo congelado antes ya no se debe volver a congelar.

También puedes leer: