En el quinto anillo y avenida Tres Pasos al Frente, un grupo de 200 comerciantes, terminaba de armar sus casetas de calaminas y maderas con miras a inaugurar este fin de semana la segunda feria de invierno de la ciudad (la primera está en el tercer anillo, en Alto San Pedro). Para este nuevo asentamiento formaron tres filas de puestos ‘temporales’ (no incrustados al piso); la primera estaba a menos de ocho metros de los rieles del tren y la segunda un poco más alejada, pero aún dentro de la franja de seguridad de 15 metros de los rieles que en teoría, no se puede invadir. Por si fuera poco, la tercera fila estaba a menos de un metro del canal de drenaje. Debido a la distribución de los puestos, daba la impresión que la ciclovía del lugar era un pasillo pavimentado de la misma feria.

Toda esta situación generó alerta en la Ferroviaria Oriental, inicialmente el personal hizo virales imágenes para denunciar el latente riesgo para comerciantes y población en general por la cercanía del asentamiento al paso del tren. Luego se formalizó una denuncia en la Fiscalía.

En la jornada, la Alcaldía realizó dos inspecciones a los feriantes y confirmó que se buscará reubicarlos en otra zona. Aunque estos se resisten.

Denuncian riesgo

El gerente de Relaciones Externas de la Ferroviaria Oriental, Ángel Sandoval, insistió que el asentamiento representa un alto riesgo para la seguridad de las personas.

A diario por el lugar pasan entre cuatro y seis trenes de carga que transportan combustible, (diésel o gasolina). Estos no tienen horario fijo a diferencia de los que transportan pasajeros, que circulan los jueves a las 15:30 y sábados a las 8:00. Sandoval, aseguró que se reunieron en reiteradas ocasiones con los comerciantes, previo al asentamiento, para explicarles los peligros. “El riesgo de accidentes es potencialmente alto, en especial con los trenes que transportan combustible. No se puede permitir, es un tema de seguridad”, explicó.

Desde la ferroviaria se detalló que la denuncia ante la Fiscalía adscrita a la Villa Primero de Mayo es “contra quienes se identifique que promovieron el hecho, por avasallamiento de bienes del Estado con afectación al servicio público ferroviario, que en este caso tiene el agravante de riesgo de afectación a la seguridad de las personas”.

Resistencia de los vendedores

Son dos asociaciones que por sexto año consecutivo se va a asentar en el lugar;15 de Agosto y 4 de Agosto. Según los mismos feriantes, algunos viven en Santa Cruz y otros llegaron de La Paz, Cochabamba, Oruro y Potosí.

Una de las vendedoras, Vicky Chuquimia, señaló que incluso tienen el respaldo de la dirigencia vecinal de la zona, que ya envió una carta a la Alcaldía la anterior semana. “Siempre nos asentamos aquí. Desde la franja que estamos hasta cerca del canal de drenaje. No sé por qué hay molestia este año. Tenemos las precauciones necesarias”, aseveró. Otra de las comerciantes, insistió que no se moverán pues ya tienen autorización municipal y necesitan mucha logística para moverse de un lado a otro.

Sandoval reconoció que el año pasado los vendedores se asentaron en la misma zona, pese a que denunciaron la infracción.

Alcaldía busca opciones

El jefe Municipal de Espacios Públicos, Lorgio Pérez, explicó, ayer por la mañana, que hace días ingresó la solicitud de permiso de asentamiento, pero aún se estaba evaluando el tema. Aunque por la tarde, indicó que se negará pues para el funcionamiento se necesita tener consentimiento tanto de los vecinos como de la ferroviaria.

“Si no se consigue el acuerdo de todas las partes no vamos a emitir la autorización y buscaremos reubicar a la feria estacional”, insistió. Al final de la tarde, la autoridad detalló que analizaban tres opciones: que los comerciantes instalados en la fila más próxima al trillo se reubiquen en las otras dos filas para alejarlos unos metros del paso del tren; que se trasladen a algún mercado próximo; o ubicarlos justo al frente del lugar que ocupaban hasta ayer. Hoy aún se evaluará el tema.

Tags