El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, pidió el miércoles a la ONU que reconozca a Juan Guaidó como presidente de Venezuela, y exigió la partida del "dictador" Nicolás Maduro, que se aferra al poder con el apoyo de Rusia y China.

"Ha llegado la hora de que la ONU reconozca a Juan Guaidó como presidente legítimo de Venezuela y acepte a su representante en esta organización" sin demoras, afirmó Pence en una reunión del Consejo de Seguridad sobre la crisis humanitaria en Venezuela, solicitada por Washington.

El vicepresidente dijo que "Venezuela es un Estado fallido" y que "Nicolás Maduro debe irse", ya que de lo contrario "el caos y el sufrimiento se extenderán por la región".

Pence miró al embajador venezolano ante la ONU, Samuel Moncada, y se dirigió directamente a él: "Con todo respeto, señor embajador, usted no debería estar aquí", le dijo.

"Usted debería regresar a Venezuela y decirle a Maduro que llegó su hora, que llegó la hora de que se vaya", agregó, mientras Moncada sonreía con sorna y negaba con la cabeza.

Pence anunció luego a periodistas que Estados Unidos presentará un proyecto de resolución ante los 193 países de la Asamblea General de la ONU -donde no se aplica el veto- para que Guaidó sea reconocido como presidente interino venezolano.

Aunque Washington seguirá presionando por una transición pacífica, "todas las opciones están sobre la mesa" en Venezuela, insistió Pence, que recordó que la Organización de Estados Americanos (OEA) reconoció el martes al representante propuesto por Guaidó, Gustavo Tarre.

"Debemos parar la guerra de (Donald) Trump", reclamó por su lado Moncada al Consejo, tras denunciar "una campaña de agresión (...) con máscara humanitaria" de Estados Unidos y el Reino Unido contra Venezuela.

También puedes leer: 

La ONU insta a países de la región a no cerrar las puertas a venezolanos

Colombia desmiente a Maduro y niega que esté detrás de cortes eléctricos de Venezuela 

Maduro acusa a Chile y Colombia de los masivos apagones