Mañana arranca, en Santa Cruz y en el resto del país, la campaña de vacunación contra la influenza, pero solo para los grupos de riesgo. Para tal efecto, se cuenta con 399.160 dosis, de las cuales 106.640 son pediátricas (para niños) y 292.520 para adultos.

La vacuna es gratuita y estará disponible en 510 centros de salud de primer nivel de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra y de las 15 provincias, informó Marcelo Ríos, director del Sedes, quien convocó a la población vulnerable asistir a los centros a recibir la dosis gratuita, puesto que la cepa de la influenza H3N2, que se adelantó este año a la estación invernal, ha causado siete muertes desde enero.

“En lo que va de esta gestión hemos tenido 790 casos sospechosos de influenza H3N2. De ese total, hubo 79 casos positivos y hemos lamentado la pérdida de siete vidas humanas. La cepa H3N2 es un virus que, si bien la cantidad de casos no ha sido relevante como el año pasado, ha sido demasiado agresiva y se debe a la capacidad de variación que tiene el germen”, manifestó Ríos.

Todas las víctimas fatales tenían una enfermedad de base, indicó el director del Sedes, señalando que los fallecimientos se dieron en las primeras ocho semanas del año, cuando el pico de brote interepidémico tuvo su punto más alto, a decir de la autoridad.

Producto confiable

El lote de vacunas, importadas este año desde Francia por el Ministerio de Salud, es trivalente; es decir, cubre tres cepas: la influenza AH1N1, AH3N2 y la influenza tipo B.

La vacuna no cura la enfermedad ni evita que la persona se contagie, pero hace que el organismo genere las defensas necesarias y, ante la presencia del virus, el infectado desarrolle una sintomatología débil de la enfermedad, como si fuera un resfrío común.

Los que se deben vacunar

Las personas que estén comprendidas dentro de estas categorías son: los mayores de 60 años, los niños menores de dos años, las mujeres embarazadas, las personas con enfermedades crónicas (insuficiencias renales, insuficiencias hepáticas, cardiacas, diabetes mal controladas, etc.); personas con enfermedades inmunológicas (inmunosupresión por trasplantes, lupus, VIH, etc.) y el personal de salud.

Sin embargo, el resto de la ciudadanía puede comprar el mismo tipo de vacuna en centros privados si considera necesario inmunizarse.

Marcelo Ríos recomendó a la población mantener los tres filtros que constituyen una barrera eficaz contra el virus. Se refiere a la higiene respiratoria; es decir, no toser al aire libre, sino hacerlo llevando el ángulo del codo a la boca al momento de toser o utilizar las toallitas desechables.

Asimismo, higienizarse las manos con alcohol en gel si no hay la posibilidad de lavarse las manos con agua, y no asistir al trabajo o al colegio si se presenta la sintomatología de la influenza.

Tags