Opinión

Cara a Cara

PEDRO RIVERO JORDAN Hace 4/21/2019 8:00:00 AM

Durante los actos centrales de Semana Santa que concluye hoy, la Iglesia Católica condenó la corrupción y la violencia que a los bolivia- nos nos tienen agobiados y, al mismo tiempo, llamó a reprobar la injusticia, la mentira y “to- dos los pecados de la ignorancia”. Por su parte, el jefe de Estado habló de reflexión, de perdón y reconciliación con el prójimo, aunque casi al mismo tiempo disparó sus acostumbrados dardos contra dos de sus ‘enemigos’ políticos. El perdón y la reconciliación, más allá de las palabras, demandan voluntad firme, hechos concretos. Tender la mano en vez de ofrecer el puño. Gestos verdaderos de humildad y de arrepentimiento. Es muy difícil esperar perdón o reconciliación de quien vive y se nutre de la confrontación con sus semejantes.

En San Javier y con cerca de 20 mil litros de leche, los productores del lugar elaboraron, con receta y métodos artesanales, el queso más grande de Bolivia con un peso superior a los 1.700 kilos y que luego fue vendido en una concurrida feria del lugar. Digno de aplauso el esfuerzo y la productividad de los javiere- ños que se repite cada año, en contraste con el afán de inescrupulosos contrabandistas que, desde Argentina, pretendían introducir 4.000 kilos de queso contaminado para co- mercializarlo en Sucre junto a otros produc- tos alimenticios en mal estado. La interven- ción del Senasag impidió un franco atentado contra la salud de la gente.

La Gobernación se ocupó de una decena de menores de edad en situación de calle y asen- tados en la rotonda de la avenida Alemania y 4to anillo para darles asistencia social y de salud en hogares a su cargo. Suman más de 200 los chicos que viven en el desamparo en distintos puntos de la ciudad y que esperan mucho amor y soluciones permanentes para su dramático tránsito por la vida. Algo urge hacer también con aquellos desamparados aquejados por un mal de salud y que son explotados en la vía pú- blica para mendigar la caridad del prójimo.