La caída del precio, atribuida a la sobreproducción actual de pollos parrilleros, a escala nacional, pasa factura a los pequeños y medianos avicultores del país que reportan una pérdida mensual de $us 15 millones que lleva al sector a declarar una pausa productiva por 30 días para sortear el deterioro del capital de trabajo.

Las referencias sectoriales negativas fueron descritas por el vicepresidente de la Federación nacional de Avicultores y titular de la Asociación de Avicultores de Pollos Parrilleros (Avipar) Santa Cruz, Winston Ortiz, que refleja un escenario complejo por la descapitalización que afrontan debido a las condiciones actuales de precio que reciben Bs 5 por kilo de pollo vivo en granja, cuando producirlo le cuesta más de Bs 8. En los mercados, el kilo de pollo parrillero fluctúa de Bs 9,50 a 10.

A decir del dirigente, Bolivia produce, en promedio, 20 millones de pollos parrilleros por mes y la demanda nacional ronda los 16 millones. Hizo notar que los datos de sobreproducción y de inestabilidad de precio no son temas nuevos, sino recurrentes e incluso dijo que fueron sometidos a mesas técnicas, con participación del Gobierno, pero que este último estamento, hasta ahora, no cumplió con la firma del convenio para reducir la producción de pollos BB.

No obstante, Ortiz dijo que de forma autónoma, para aliviar la sobreproducción, los asociados a Avipar han acordado activar una pausa productiva por 30 días -no cargarán pollos en sus galpones- para evitar seguir perdiendo el capital de trabajo hasta que se regule la sobreoferta que tanto daño causa al sistema productivo nacional y a la frágil economía del pequeño y mediano avicultor.

La medida se complementa e instruye a los productores no alquilar sus galpones a terceros.

Otra iniciativa definida por Avipar es la compra de un terreno en la ruta a Cotoca para construir un centro de faena de pollos terminados. Cuentan con Bs 273.000 para emprender este proyecto.

En la otra vereda

Una sobreproducción estimada de más de un millón de pollos parilleros de lo que mensualmente consume Bolivia (16 millones por mes) y la ralentización de la economía, son las dos razones, según el presidente de la Asociación Departamental de Avicultores (ADA), Ricardo Alandia, que explican la caída del precio del pollo en los mercados citadinos.

Para Alandia el bajón del precio es temporal y cree que se extenderá por esta semana porque, a pesar de que este sector no ha firmado ningún convenio con el Gobierno, las incubadoras han cumplido el compromiso de reducir un 7% la importación de genética y que, con el control de personal técnico del sector avícola de Santa Cruz y de Cochabamba, se encara un trabajo para bajar de 65 a 60 semanas el descarte de reproductoras de pollos BB. “Con esa reducción creemos que se recuperará el precio”, sentenció.

Versión oficial

Desde el Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria, su director Esper Burgos, indicó que, entre las tareas de control encomendadas, se han cumplido la reducción a un 15% de permisos de importación de genética para producir pollos BB y con el compromiso de los productores disminuir de 70 a 60 semanas el ciclo de postura y descarte de las gallinas reproductoras que después de ese periodo deben ir a matadero.

Otro procedimiento ajustado, según Burgos, es la emisión de guías de movimiento animal de incubadoras o granjas para evitar la sobreproducción y autoregular el proceso productivo.

Tags