Opinión

Argentina y una nueva historia cada día

Guido Alejandro Arana Hace 9/1/2019 8:00:00 AM

Funcionarios de avanzada del Fondo Monetario Internacional se posaron sobre Argentina, hace unas semanas, avisando la incómoda situación desde lejos. Los mercados reaccionaron y se acomodaron, pero al pisar tierra sudamericana no perdieron la oportunidad para mencionar en voz baja y con mucho ruido que le temían al vacío de poder. Los mercados tambalearon y el dólar subió. Y el presidente Mauricio Macri se siguió devaluando. Convocó al candidato opositor Alberto Fernández, que para muchos será el próximo presidente, para que le ayude a estabilizar la situación. El ex jefe de gabinete de Néstor Kirchner, no pisó el palito y se desentendió porque “quien gobierna es usted señor presidente”. Los antiperonistas, medios incluidos, lo señalaron entonces como un acto que generó el aumento del dólar, otra devaluación y más crisis económica.

El jueves 22 se llevó a cabo el seminario Democracia y desarrollo, organizado por el grupo Clarín, donde participaron el expresidente de Brasil, Henrique Cardoso, Alberto Fernández y Mauricio Macri, interpelados por periodistas del grupo en forma separada y transmitido por redes sociales.

Fernández se infló diciendo que la Argentina no tiene posibilidades de entrar en Default si es presidente y Macri reconoció el palazo recibido en las PASO (elecciones internas).

Hoy en el país vecino los días pasan lentos, nada se mueve. Nadie contrata, nadie vende, nadie arriesga, mucha espera y especulación, nunca fue tan actual, el viejo tango que dice: fumando espero. Y mientras el clima social se descompone un poco más cada día. Las reservas del Banco Central de la República Argentina han sufrido importantes bajas y lo seguirán haciendo. Un cálculo necrológico dice que de seguir así no llegarán a diciembre.

Según el inglés Financial Times Argentina entrará en Default.

El día miércoles el presidente volvió a culpar a las PASO de la nueva devaluación de la moneda.

No pasaron muchas horas y el flamante ministro de economía (Hacienda) Hernán Lacunza, habló de reperfilar la deuda con el FMI. Los traductores dijeron que se trata de reestructurar la deuda. ¿No hay cómo pagar? Entre el Default, el riesgo país, los altos intereses y la falta de confianza, los nervios del Ejecutivo nublan su visión y perturban las buenas decisiones. La Argentina vive horas desesperadas, días de nervios y semanas eternas. Analistas hablan de adelantar las elecciones del 27 de octubre. Es que en Argentina no solo se cuenta el dinero, que falta y que queda, sino también los días. Y llegar a diciembre, fecha que se entregará el mando al nuevo presidente, falta tanto… como subir descalzo el Aconcagua.

Cada día, al candidato y presidente, se le hace más cuesta arriba, mientras tanto el otro candidato, el ganador de las PASO, se prueba la foto de un traje que nunca se puso. Nadie sabe ni imagina los días y años que vendrán junto a una vicepresidenta con traje de presidenta, que por ahora juega al ajedrez y esconde la pelota. Habrá mucho para contar y especular, porque Argentina es una historia nueva cada día.