Un enfrentamiento entre militares y contrabandistas, en la población fronteriza de Pisiga Bolívar, derivó en el cierre de la frontera con Chile por algunas horas y la quema de algunas casetas y de un vehículo, supuestamente indocumentado, al que en medio de la refriega le prendieron fuego.

EL DEBER llegó ayer hasta el lugar del incidente y pudo conocer la versión de algunas personas que fueron testigos del hecho, que pidieron no ser identificadas, quienes señalaron que todo comenzó luego de una requisa realizada en contra de un par de estibadores (personas que cruzan en carritos o en sus espaldas la frontera con diversos objetos), a los que supuestamente los agentes del Comando Estratégico Operacional (CEO) los detuvieron, revisaron todo lo que llevaban y presuntamente desnudaron, para luego dejarlos en libertad.

“Los militares los golpearon y les quitaron todo lo que tenían, eso no está bien, por eso la gente se levantó molesta contra el puesto de los agentes”, aseveró uno de los testigos.

Los informes oficiales, tanto de la Aduana Nacional como del Viceministerio de Lucha Contra el Contrabando, dependiente del Ministerio de Defensa, daban cuenta que se habían quemado patrullas de los miembros del Ejército en la zona y que los revoltosos actuaron utilizando piedras y explosivos, presumiblemente dinamita.

Por esta razón la presidenta de la Aduana, Marlene Ardaya, dijo poco después del mediodía que se cerraría la frontera y que los funcionarios serían replegados del lugar por su seguridad. Horas más tarde, antes de las 17:00, la misma autoridad hizo conocer que la actividad de control se había normalizado, aunque se conoció la tensa situación que se sigue viviendo.

Viceministro

 Gonzalo Rodríguez, viceministro de Lucha Contra el Contrabando, estuvo anoche cerca de la zona del conflicto y explicó que los ataques tienen por finalidad que se lleven refuerzos a la zona para aflojar los controles en otros puntos, por lo cual optaron por llevar refuerzos militares de otras zonas del país.

La autoridad agregó que ayer se habían trasladado 60 vehí- culos indocumentados de tres puestos, y un camión con mercadería de contrabando fue llevado a la Aduana de Oruro.

Tags