Las 30 empresas públicas que maneja el Gobierno, llegaron a ejecutar solo el 67,4% de su presupuesto aprobado el 2018. Comparado con la gestión 2017, la ejecución disminuyó en casi 1% (la ejecución fue de 68,32%). En ambos años, así como el 2015 y 2016, las empresas públicas repitieron su baja ejecución presupuestaria que no logran pasar la barrera del 70%.

Con datos de cuadros de las Estadísticas de Presupuesto y Ejecución por entidad estatal, elaborado por el Sistema de Gestión Pública (Sigep) del Ministerio de Economía, se observa que la Empresa Pública Quipus (con 14%) y la Empresa de Correos de Bolivia (con 14,7%) fueron las firmas que menos ejecutaron sus presupuestos.

El Mutún

La Empresa Siderúrgica del Mutún (ESM) instalada en Santa Cruz, tiene un 35,6% de ejecución. Es la tercera empresa con menos ejecución presupuestaria.

“El motivo de la ejecución de sólo el 35% se basa esencialmen, en que el primer trimestre del proyecto corresponde a una etapa de ingeniería, en cual está siendo cubierto con el anticipo otorgado al contratista (15%) . A partir del mes de mayo, la ejecución financiera del proyecto tendrá avances mucho más significativos. La orden de proceder se entregó a la empresa Sinosteel en el mes de enero de 2019”, sostuvo Jesús Lara, presidente ejecutivo de la ESM.

El ministro de Minería, César Navarro, explicó que de haber estado programado la venta de 150.000 toneladas (tn), el 2018, solo se logró vender 80.000 tn, que significó un ingreso de apenas Bs 8 millones.

“Ahora, tenemos garantizada la venta de 150.000 tn. Pero el problema son las características del traslado de mineral en Puerto Busch. El tema no es de mercado ni de la empresa, sino la característica de infraestructura vial para el traslado de la carga de hierro. Para este año, ya vendimos 20.000 tn que representa dos millones de bolivianos. Además, ya se firmó el contrato para la explotación, donde se desembolsarán $us 75 millones. Estamos en cronograma. Hasta fin de año, cerca de $us 180 millones que tenemos que desembolsar”, explicó.

Por lo mismo, dijo que este año, se espera un gran impulso de las inversiones y la ejecución presupuestaria para varias de las empresas públicas nacionales.

Las más grandes y una fusión

En el extremo más alto, se encuentra la Empresa Boliviana de Almendras (EBA) que ejecutó el 99,9% de sus recursos, según los datos del Ministerio de Economía. Mientras que la Empresa Pública Nacional Estratégica de Lácteos Bolivia (Lacteosbol), llegó a 96,7%.

Sin embargo, lo que no hace notar el Sigep, es que EBA, ahora ese denomina Empresa Boliviana de Alimentos, que surgió de una fusión las empresas de Almendras, Lacteosbol y Promiel, luego que salieran de la “incubadora de Empresas”, como se la conoce al Servicio de Empresas Públicas Productivas (Sedem), dependiente del Ministerio de Desarrollo Productivo.

Al respecto, Javier Freire, gerente de la nueva EBA, creada por decreto supremo en septiembre de 2018, explicó que su firma tiene presupuesto a partir del 1 de septiembre, por lo que todavía las fusionadas figuran como empresas independientes al cierre del año pasado.

“Si bien existe una alta ejecución, se puede manifestar que para crear EBA se ha tenido que tranferir los saldos presupuestarios de las entidades que eran dependientes del Sedem, a la nueva empresa”, sostuvo.

Para este año, Freire destacó que EBA proyecta ejecutar el 100% de las inversiones en cuatro proyectos hasta el mes de junio. Dijo sin embargo, que la empresa surgirá, pese a la reducción de la producción de almendras que se prevé una caída hasta de un 60% respecto al año anterior, sustituyendo esa producción con dererivados y plantas de acopio de asaí, entre otros.

Ingresos vs ejecución

El analista de la Fundación Jubileo, René Martínez, ve difícil evaluar a una institución pública por su ejecución presupuestaria porque “si ejecuta más, no necesariamente significa que sea la mejor o la más importante”.

“El tema de las empresas pública, habrá que evaluar una por una. Habría que ver cómo están sus ingresos y si es que han evolucionado como estaba previsto. Lo que se conoce de los estados financieros de las empresas es que desde 2012, están en déficit y esta baja ejecución tal vez es por eso”, manifestó.

Gabinete no llega al 82%

Por otro lado, el Gabinete Ministerial mejoró la ejecución presupuestaria de 2018 pero todavía no pasa el 82%.

Los 20 ministerios del Gobierno ejecutaron un 75,5% el 2017 y el 2018, llegaron a un 81,5% de su presupuesto. El ministerio de Energías continuó siendo el que menos ejecutó, con 61,1%. El Ministerio de la Presidencia, también logró apenas un 68,1%.

En el otro extremo, el Ministerio de Minería ejecutó el 98,1% de su presupuesto mientras que el Ministerio de Gobierno, de 93,9%.

También menos inversión

En el informe que brindó el presidente Evo Moles el 22 de enero, mostró cuadros estadísticos de su equipo económico, que reflejan que, la ejecución de la inversión de las empresas estatales fue la más baja de los últimos siete años.

Si bien, las inversiones son muchos más altas desde 2006, en relación a las gestiones anteriores (el Gobierno resalta que fue 10,3 veces mayor), el 2018 presentó un singular monto mucho menor que los anteriores años.

De $us 5.116 millones de inversión ejecutada el año pasado, $us 648 millones fue la inversión de las empresas con participación estatal. El 2010 había llegado a $us 528 millones, mientras que el 2011, fue de $us 748 millones.

Desaceleración

De acuerdo al análisis de la Gobernación de Santa Cruz, el Presupuesto General del Estado (PGE-2019), nuevamente fue presentado públicamente con un retraso considerable por el Órgano Ejecutivo, a fines de noviembre de 2018, retrasando el análisis y tratamiento en la Cámara de Diputados.

“La presentación oficial en los medios de prensa, recién se realiza el 30 de noviembre, lo cual muestra que fue aprobado, sin un análisis profundo de la desaceleración tendiente a una crisis económica, con seis años de déficit fiscal, si no se toman las medidas correctivas del desequilibrio presupuestario de las últimas gestiones, aprovechando la mayoría transitoria de los dos tercios que tiene el oficialismo”, señala un informe de la entidad cruceña.

El PGE 2019 asciende a Bs 214.724 millones, “presupuesto que no siempre se cumple”, destaca la Gobernación, considerando que la ejecución en el sector público y especialmente de las empresas públicas y los ministerios, en las gestiones pasadas, no pasaron del 80%, “demostrando la fragilidad del respaldo de las principales fuentes de ingreso que no garantizan un equilibrio presupuestario y menos, cubrir el financiamiento de las competencias establecidas en la Constitución”.

Por último, lamenta que el Gobierno pretende mostrar una situación económica de bonanza, que no concuerda con la realidad de los bolsillos de los bolivianos, que ya siente la desaceleración hacia una crisis económica si no se toman las medidas correctivas.

Las gobernaciones superan la ejecución de empresas y ministerios

Las gobernaciones de las regiones del país, superan a las empresas públicas y ministerios del Órgano Ejecutivo, en la ejecución presupuestaria que se aprobó para la gestión 2018.

Según los datos del Sistema de Gestión Pública (Sigep) del Ministerio de Economía, los nueve gobiernos departamentales ejecutaron un 84,4% de su presupuesto. Es la ejecución más alta, si se toma en cuenta que los 20 ministerios se acercaron al 81,5% de ejecución de su presupuesto hasta fines del 2018 y las 30 empresas públicas que maneja el Gobierno, llegaron a solo el 67,4% en todo el 2018.

Observando independientemente cada región, el gobierno subnacional de Potosí fue el que menos ejecutó: logró un 71,7%. El segundo con menos ejecución fue Cochabamba, con 78,8%.

Mientras que la Gobernación de La Paz, ejecutó un 93,5% y un poco más abajo, Chuquisaca, con 90,6%.

Llama la atención que el mas sórdido con sus recursos, tiene un gobernador, Juan Carlos Cejas, afín al Gobierno del Movimiento Al Socialismo (MAS), mientras que el mejor operador, es una autoridad opositora al MAS, Félix Patzi, afincado además, en el departamento donde está la Sede de Gobierno.

Sin precedentes

Edgar Ramos, director de Comunicación de la Gobernación de La Paz resaltó la ejecución de su presupuesto 2018.

Dijo que estas cifras se repiten por segundo año consecutivo y que “es un récord nacional repetido, ante 339 alcaldías, 11 universidades, 20 ministerios, 100 entidades y empresas autónomas estatales”.

Añadió que antes estos altos resultados, a la gestión de la gobernativa paceña se la denomina la “Gestión Estratégica Estatal en Bolivia” que “no tiene antecedente en el país”.

Santa Cruz

Mientras tanto, la Gobernación cruceña, llegó a un 83,9% de ejecución; un poco por debajo de la media. No obstante, convertido en cifras, es el departamento que más recursos ejecutó.

“Calculado en porcentajes se ejecutó un 83,9%, pero en monto, la Gobernación de Santa Cruz ejecuta más de Bs 2.200 millones que llega a ser la más alta del país y le siguen muy por debajo, las gobernaciones de Tarija con Bs 1.636 millones; osea, Bs 600 millones menos.

Y después está la Gobernación de La Paz con Bs 1.622 millones.

Y siguen las otras gobernaciones con menor ejecución”, destacó el secretario de Economía y Hacienda de la entidad cruceña, José Luis Parada.

Tags