Un día después del partido, el clásico cruceño 186 sigue dando de qué hablar. Sebastián Moreno y Mario Cronenbold, dos reconocidos apostadores de Oriente y de Blooming, respectivamente, llamaron la atención la mañana de este lunes. Moreno tuvo que lavar autos porque el equipo de sus amores perdió (3-2) el choque ante el archirrival de siempre.

Con un delantal y botas de goma el perdedor se puso manos a la obra en instalaciones de Lavado Xpress, que está ubicado en el cuarto anillo, entre las radiales 26 y 27, de la capital cruceña. A un costado y con la sonrisa de oreja a oreja, Cronenbold siguió de cerca a Moreno, que de esa manera cumplía con el pago de la apuesta.

En el lugar también estuvieron algunos jugadores de la academia celeste. Entre ellos, el arquero Rubén Cordano, el volante Joselito Vaca, el delantero Leonardo Vaca y el héroe de la noche Paúl Arano. La escena fue seguida por un importante grupo de hinchas y de camarógrafos, que se dieron cita para ser testigos del cumplimiento del curioso acuerdo.