Publicó el 13 de abril de 2014 el artículo "De cómo en la demanda marítima triunfó la idea de los ‘actos unilaterales’" y eso le valió un proceso penal, acusado de "espionaje" y "revelación de secretos". Ricardo Aguilar, ahora experiodista de La Razón, expone a través de su cuenta en Facebook lo que siente tras el fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ). 

Considera que la decisión es "incomprensible" y que "no puede ser que personas muy entendidas hayan estado absolutamente erradas, como daría a entender el fallo, que tantas personas sencillamente hubiesen estado en alguna especie de estado de enajenación". 

En 2014 Héctor Arce, como Procurador General del Estado, inició el proceso judicial contra el comunicador y la directora de La Razón, Claudia Benavente, arguyendo que se debe “proteger la mayor acción jurídica que ha emprendido el Estado y el pueblo boliviano, en defensa del objetivo más sensible y trascendental para nuestra nacionalidad”. 

Se manifestó entonces que el reportaje de Aguilar revelaba aspectos fundamentales de la postura nacional ante La Haya, que por ese entonces tenían un carácter reservado. "La historia de la decisión de acudir a la CIJ podría remitirse a los distintos diálogos y negociaciones directas con Chile y al ánimo que sus gobiernos siempre tuvieron de prorrogar su falta de voluntad cada vez más manifiesta de no resolver el enclaustramiento marítimo", revelaba acertadamente la nota.

En la víspera Bolivia sufrió una derrota fulminante frente a Chile ante la CIJ. Por 12 votos frente a tres esa instancia señaló que el vecino país no tiene una obligación a negociar una salida soberana al océano Pacífico.

Ahora Aguilar considera que "los tres votos de jueces a favor de Bolivia y su razonamiento muestran que se perdió por quién sabe qué factores en los que posiblemente existan responsabilidades internas y externas ajenas al derecho, pero también porque una concepción doctrinaria tradicionalista del Derecho Internacional fue ayer mayoritaria".

Publicación del comunicador: