Lo que debía ser un fin de semana divertido se convirtió en tragedia. Omar S. Q. de 11 años y su hermano Roberto S. Q. de 13 años, ingresaron la tarde del domingo a un inmueble privado para bañarse en un estanque de agua, de propiedad de una cementera, pero terminaron ahogados.

La tragedia se registró en la localidad de Cañohuma, en el municipio orureño de Caracollo. La red Erbol señala que uno de los menores ingresó al estanque de agua, pero de repente sufrió un calambre. Su hermano al percatarse acudió en su ayuda; sin embargo, durante el rescate los dos se ahogaron.

La Policía no pudo hacer nada por los niños, cuando llegó al lugar a las 20:30, ya era demasiado tarde. El informe de la institución del orden señala que la causa de la muerte es ahogamiento por sumersión. “No se pudo evidenciar ningún signo de violencia”, destaca el documento.

Alertados de la tragedia, los familiares llegaron al lugar y se opusieron al traslado de los dos cuerpos y a su autopsia.

También te puede interesar: