Allison Mack, conocida por la interpretación de Chloe Sullivan, en la serie Smallville, fue detenida por la autoridades de Nueva York por su presunta implicación en la secta Nxivm, que marcaba a sus esclavas sexuales con las iniciales de su líder, Keith Raniere.

La actriz, que está acusada de tráfico sexual  comparecerá en las próximas horas ante un tribunal. Raniere fue detenido el pasado 27 de marzo en México y deportado a Estados Unidos.

En un comunicado, el fiscal Richard Donoghue explicó a los medios que la actriz "reclutó a mujeres" para que se unieran a un supuesto grupo creado por Raniere, que se enfrenta a 15 años de cárcel por los delitos de trata de blancas y asociación delictiva para trabajos forzados.

Según la fiscalía, el polémico grupo seguía un esquema de estafa piramidal en el que se obligaba a los asistentes a tomar clases adicionales a mayor precio y a traer a otras personas para "ascender" de rango y obtener privilegios.

Keith Raniere líder de la secta

En 2015, Keith formó una organización paralela a Nxivm, llamada Dos, en la que Mack era "una de las mujeres en el primer nivel de la pirámide, inmediatamente después" de él. Dos operaba con los rangos de maestros y esclavas, y se esperaba de estas últimas que reclutaran a otras nuevas, que estarían por debajo y de las que se podrían aprovechar el resto de superiores en la pirámide, encabezada por el fundador.

Según publicó la prensa, la condición previa para unirse era aportar ciertas "garantías" de compromiso, entre las que se incluían información "altamente dañina" sobre amigos y familiares, fotografías de desnudos y derechos sobre las pertenencias del recluta.