La oposición ve una nueva oportunidad de impugnar la candidatura del vicepresidente Álvaro García Linera luego de que el viernes no accedió a enviar un saludo a los bolivianos en idioma nativo, un requisito para ser candidato vicepresidencial y se limitó a conminar a la periodista que se lo solicitó a verificar sus papeles en el Tribunal Supremo Electoral (TSE). El oficialismo intentó justificar esa falencia y una exministra llegó a decir que “conversarán más con él en aymara” para que tenga más fluidez.

El viernes, una periodista le preguntó: ¿Usted habla quechua, aymara? ¿Puede dar un saludo en un idioma nativo?”. Y su respuesta fue “fíjese como está en mis papeles que se han entregado... Todos los postulantes han entregado unos papeles al TSE”.

La exministra de Justicia, y actual directora de Gestión social del Gobierno, Virginia Velasco, complicó más al Vicepresidente, aseguró que el presidente y vicepresidente “saben hablar aymara, ellos hablan kamisaki, wawanaka, jilatanaka, kullakanaka, sabe el Vicepresidente, vamos a estar conversando más con él en aymara para que tenga esa fluidez para responder a todos los periodistas y a todos”. El diputado Rafael Quispe lo vio como una confesión, y alertó al ‘Vice’ que si no lo aprende hasta cuando deba inscribirse como candidato puede ser impugnado.