Cívicos de Cochabamba y Santa Cruz cumplen este viernes su segundo día en huelga de hambre exigiendo a los vocales del Tribunal Supremo Electoral (TSE) la anulación de la resolución que habilita la candidatura de Evo Morales. Los cívicos anuncian más movilización y la instalación de otros piquetes de huelga en el país.

Juan Flores, presidente del Comité Cívico de Cochabamba, que pasó la noche en una tienda en el templo de Cala Cala, advirtió que este viernes se masificará el piquete de huelga en Cochabamba, dijo que habrá crucifixiones y una marcha

"Evo está inhabilitado, tienen que anular las primarias porque están buscando avalar su ilegal repostulación, si es que tendremos que llegar a un paro cívico indefinido, lo tenemos que hacer. Estamos diseñando una estrategia nacional de cómo ser mucho más contundentes con las medidas de presión", anunció Flores.

Otro cívico que encara la huelga de hambre es el líder del Comité pro Santa Cruz, Fernando Cuéllar, que en el atrio de la Catedral pidió la renuncia de los vocales del TSE porque considera que no tienen la independencia de tomar decisiones dentro del marco de la ley.  

"Estamos cumpliendo lo que el pueblo está pidiendo, tras analizar las medidas presentadas hemos decidido ir por la huelga de hambre y posteriormente vamos a analizar las otras medidas que son aconsejables para poder tomar, este momento es la huelga de hambre y nos vamos a sostener", indicó Cuéllar.

Otros cívicos se suman a la huelga

Cuéllar dijo que los cívicos de Cochabamba y Santa Cruz no fueron los únicos piquetes instalados, afirmó que también lo hicieron los representantes de La Paz, Potosí y Tarija, y que en el transcurso del día se sumarán a la medida de presión los cívicos de Trinidad, Riberalta y otras poblaciones de Beni.