Ronald Nostas, presidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB) confirmó que esta tarde se reunirán con autoridades del Gobierno para analizar el tema del doble aguinaldo.

Ayer la clase patronal analizó las propuestas planteadas por el Gobierno y tras su análisis, y sin mencionarlas, identificaron algunas medidas que pueden ser viables y que serán discutidas con el Ejecutivo.

El titular de los privados dijo que cualquier decisión acordada con el Gobierno, antes de ser cerrada, se pondrá a consideración de las bases. Ratificó que la posición de la clase patronal del país se mantiene en la negativa de cancelar el doble aguinaldo, por considerarlo una medida política que no favorece a los trabajadores.

"Tenemos que actuar con responsabilidad ante la eventualidad de que nos obliguen a pagar esta ley, vamos a buscar alternativas de flexibilizarla, de amortiguar su impacto, obviamente es parte de la responsabilidad que tiene que asumir la CEPB como mandato de sus afiliados. Esperamos llegar a un buen término por el bien de todos", dijo Nostas esta mañana.

La semana pasada el Gobierno presentó tres alternativas a los empresarios privados, la primera consistía en prorrogar su cumplimiento hasta marzo de la próxima gestión; la segunda, que un porcentaje del beneficio sea pagado con la compra de productos nacionales y la tercera opción dejaba abierta la posibilidad de establecer un tope salarial, hasta dónde sería obligatorio el pago.

La CEPB sostiene que el sector empresarial no está en condiciones de pagar un segundo aguinaldo a sus trabajadores, aunque por responsabilidad a sus afiliados, analizarán las propuestas paliativas del Gobierno, se reunirán y someterán a consultas las conclusiones.