Una comisión del Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA) partió esta mañana hacia el terreno cedido a la comunidad campesina Túpac Amaru para realizar una inspección, en la zona de la reserva ecológica Paquió, en cumplimiento al compromiso asumido el jueves en la madrugada con las autoridades del municipio de Roboré.

Otra comitiva integrada por autoridades municipales de Roboré también se dirige al lugar; sin embargo, poco han avanzado, porque en el camino se encontraron con un camión plantado, que les obstaculiza el paso.

Según el acuerdo suscrito entre el INRA y Roboré, en un plazo de 30 días calendario dicha repartición gubernamental tendrá que establecer si las 1.700 hectáreas cedidas a la comunidad Túpac Amaru se encuentra dentro del área de la reserva ecológica Paquió, para lo cual el director del INRA emitirá el auto de evaluación.

La madrugada del jueves, el Gobierno y las autoridades municipales de Roboré, tras una tensa reunión, firmaron un acuerdo compuesto por siete puntos. Entre los más importantes, señala que el INRA realizará una evaluación técnica para comprobar si la comunidad Túpac Amaru se encuentra asentada en la reserva forestal El Paquió.