El expresidente y vocero de la causa marítima, Carlos Mesa, considera que "la afirmación calumniosa del señor Quispe Mamani ha sido usada de un modo vergonzoso para intentar dañar mi honor y mi compromiso indeclinable con los Derechos Humanos".

Hace días el representante de las víctimas de octubre señaló que el político, que fue parte del Gobierno de Gonzalo Sánchez de Lozada, "ha dicho que no puede, claro, tendrá sus razones que dijo que no podrá ser testigo”.

Conoce más: 

Mesa sostiene que "con el objetivo de no incurrir en el riesgo de dar un mismo testimonio en dos procesos distintos sobre un mismo caso", envió el 20 de noviembre de 2017 una transcripción de la totalidad de su declaración como testigo que dio en el Juicio de Responsabilidades que se llevó a cabo en la Corte Suprema de Justicia de Bolivia. 

También manifiesta que adjuntó un ejemplar del libro 'Presidencia Sitiada' (que incluye un video de 110 minutos) para que sean utilizadas como mi testimonio en el juicio civil que se desarrolla en los Estados Unidos (EEUU) contra 'Goni' y Carlos Sánchez Berzaín.

Lea también: 

Durante las últimas horas el expresidente fue tildado de "cobarde" y criticado por sectores del MAS por supuestamente no haber querido testificar contra Sánchez de Lozada, aspecto que fue negado por su abogado, Carlos Alarcón.

"Concluyo recordando a la opinión pública que mis palabras el 18 de octubre de 2003 en la entrañable ciudad de El Alto fueron: 'Ni olvido, ni venganza: ¡Justicia!', premisa y causa a la que he contribuido desde ese día hasta hoy", concluye Mesa en su escrito.