Se iban a pagar unos 10.000 dólares. Autoridades descubrieron un presunto caso de tráfico de órganos en el hospital Obrero de la ciudad de La Paz. Una persona habría sido presionada para entregar su riñón a una mujer. 

"Ayer, aproximadamente a las 22:00, se sentó una denuncia de un aparente caso (de tráfico), en un trasplante renal con algunas irregularidades. Los familiares de la presunta víctima sentaron la denuncia y hemos enviado a nuestros funcionarios para verificar de qué se trataba", explicó en conferencia de prensa la ministra de Salud, Gabriela Montaño. 

Detalló que no existe parentezco familiar entre la paciente y la persona que iba a entregar el órgano. Indicios sostienen que también estarían implicados algunos personeros del nosocomio paceño

"El trasplante de órganos salva vida, aquí el problema es cuando se lo hace de forma irregular, por medio de presión y amenazas, por tanto esa persona ya no es un donante voluntario, es una persona que está siendo presionada", agregó la autoridad.

El presidente del Colegio Médico de La Paz, Luis Larrea, informó que tres profesionales médicos habrían sido aprehendidos por el hecho, en una intervención de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crímen (Felcc).

Montaño consideró necesario, a partir de esta delicada denuncia, realizar una auditoría sobre los procesos de trasplante de órganos realizados, inicialmente, en el hospital Obrero y posteriormente en otros nosocomios. 

Agregó que la supuesta donante inicialmente fue reportada como desaparecida, luego sus familiares detectaron que estaba internada e iba a ser intervenida quirúrgicamente. Les habría dicho de inicio que tenía la predisposición inicial de dar su riñón, pero luego contó las supuestas presiones.

Conferencia de prensa de Montaño:

Conoce más sobre el tema: