El INRA, una vez más en el ojo de la tormenta. Esta vez por la otorgación del 65 de las 260 hectáreas del área del Fuerte de Samaipata, que es Patrimonio Cultural de la Humanidad y que con esa determinación corre el riesgo de ser dañado y de perder esa categoría por ser un sitio arqueológico.

El asambleísta por la provincia Florida, Reynaldo Seas, junto con otros de sus colegas, se declaró en emergencia anunciando una cumbre en defensa del monumento. “El INRA se comprometió a anular ese saneamiento, pero hasta ahora no lo cumplió, por ello habrá una cumbre el 15 en Samaipata”, anunció Seas