Bolivia

POLÍTICA

Industriales critican que no haya cambio pese a las reuniones

Observan que el Ejecutivo no los toma en cuenta en sus políticas económicas

Juan Carlos Salinas Hace 5/30/2018 8:00:00 AM

Desde la Cámara Nacional de Industrias indicaron que, en los últimos años, el sector ha expresado en diferentes espacios públicos y privados su profunda preocupación por el clima de desaceleración económica y porque se vive un escenario de exclusión del sector manufacturero en los planes y políticas públicas.

La CNI alertó que no pueden seguir  de esta forma, puesto que se tendrá un impacto negativo sobre la inversión, la producción y la generación de empleo. 

“Desde 2006, el Gobierno no ha generado incentivos para la diversificación productiva, la agregación de valor, el desarrollo tecnológico y de capital humano, lo que pone en serio riesgo nuestro crecimiento y desarrollo sostenible”, precisaron desde la CNI.

Para los industriales, en los últimos años se han profundizado el modelo de desarrollo exportador y la política económica pública, algo que según la institución no tuvo logros sobresalientes en la diversificación productiva y en la promoción del desarrollo industrial manufacturero.
Para la CNI, no se dio la llamada revolución productiva que el Gobierno pregona y, en 2017, el presidente Evo Morales, en su informe del 6 de agosto, se olvidó de la industria manufacturera privada formal.

“Desde 2016, no obstante las mesas de diálogo industrial público-privado, nada cambió en lo fundamental en la relación con las autoridades públicas. No existió mejora alguna en el trato del sector público al sector manufacturero. El intenso diálogo público-privado fue improductivo y sin resultados concretos”, puntualizaron desde la institución.

Posición de la Cainco

Sobre la actual coyuntura, la Cainco planteó cuatro puntos para reactivar la economía. 

El primero es reafirmar su rechazo a la Ley de Empresas Sociales, posición que asumió cuando la medida fue anunciada y luego promulgada.

El segundo es una estrategia de impacto en el corto plazo para enfrentar el estancamiento económico que implicará la ampliación del crédito productivo; inicio de negociaciones con los bloques comerciales de la Unión Europea y países asiáticos para la ampliación de los mercados.

El tercer punto es el combate efectivo contra la informalidad, el contrabando y la corrupción; y, el cuarto, demandar un diálogo con el Gobierno nacional y los gobiernos subnacionales, alejado de posiciones políticas, para lograr resultados concretos que impulsen el desarrollo de Bolivia.

Durante el congreso, la Cainco asumió una posición de defensa del sector empresarial y la necesidad de establecer un accionar estratégico, firme y bien pensado que defienda la propiedad privada, que es la base de la actividad empresarial, que aporta al crecimiento del país.