El resultado del referendo del 21F persigue al presidente Evo Morales. Desde que la mayoría de la población (51,3%) votó para que no vuelva a ser candidato y luego de que un tribunal de seis jueces lo habilitara para serlo pese al resultado del referendo, la molestia de la gente se hace sentir.

Así sucedió en los Juegos Suramericanos 2018, en los que el departamento de Cochabamba es anfitrión. En el acto de inauguración, en el estadio Félix Capriles, se escuchó en las graderías del estadio gritos de personas que le recordaban: "Bolivia dijo No, Bolivia dijo No".

Mira videos de algunos momentos:

Según un video difundido en las redes sociales, policías intentaron echar del estadio a una joven que tenía el 21F estampado en su polera.

 

El público también coreó "Bolivia dijo No" después del himno nacional entonado en la apertura de los Juegos:

Al día siguiente, antes de que se dispute un partido de Voleibol, en las graderías también se escuchó la protesta:

Otro momento registrado en la inauguración del evento:

 

"No se puede hacer política en escenarios deportivos"

Sobre la reacción de la gente, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, lamentó que se haga política en espacios deportivos. "En los escenarios deportivos no se hace política, son normas internacionales, no se llevan mensajes de provocación, no se llevan mensajes de discriminación racial y estas normas internacionales las hemos recogido en el Decreto Supremo 1515 de febrero de 2013", dijo.

El 21 de febrero de 2016, en un referendo vinculante, el 51,3% de la población decidió no modificar la Constitución Política del Estado para que Evo Morales no sea candidato a presidente en 2019.

Sin embargo, afines al primer mandatario presentaron un recurso ante el Tribunal Constitucional Plurinacional que terminó, el 28 de noviembre de 2017, habilitándolo para esos comicios.