María Cash viajó de Buenos Aires a Jujuy el 4 de julio de 2011 para encontrarse con un amigo, pero nunca más se supo de ella. Según una cámara de vigilancia, cuatro días después de su partida estuvo en una carretera en Salta 'haciendo dedo' y esa es la última pista que se tiene de la joven diseñadora.

A casi siete años de su desaparición, un cráneo encontrado en Oruro generó expectativa en su familia: dos odontólogos argentinos encontraban similitudes con la fisonomía de Cash.

Luego de haberlos sometido a un estudio de ADN, la Justicia Federal de Salta confirmó este miércoles que los restos no son compatibles genéticamente con la joven. 

Los restos fueron encontrados en noviembre del año pasado en Oruro. Según publica el diario El Tribuno, el resultado negativo de la prueba no sorprendió al fiscal del caso, ya que en el lugar del hallazgo también habían restos de un bebé, lo que alejaba la posibilidad de que se tratara de María Cash.