El arzobispo de Santa Cruz, Sergio Gualberti, durante la homilía de este domingo dijo que el abuso que sufrió una joven de 18 años a manos de sus amigos en un motel de la ciudad es la punta del iceberg del descalabro de los valores de la sociedad.

Cuatro jóvenes y un menor de edad fueron denunciados de abusar de una joven de 18 años en un motel de la capital cruceña, después de que el grupo fuera expulsado de un local tras ser sorprendidos consumiendo drogas. Los jóvenes se encuentran en la cárcel de Palmasola cumpliendo una detención preventiva, mientras que el menor fue llevado a un centro de menores. La víctima continúa hospitalizada.

"El actuar de un grupo de jóvenes, que bajo los efectos de las drogas, con violencia inaudita se ha aprovechado de una joven señorita. Ante este grave hecho no es suficiente quedarse en declaraciones, hay que reconocer que lo que ha pasado es la punta del iceberg del descalabro de los valores humanos, culturales y religiosos de nuestra sociedad", indicó el monseñor Gualberti.

Agregó que este suceso debe sacudir a la población y despertar de la indiferencia a los padres de familias, a las autoridades, a nuestros educadores y a los propios medios de comunicación.