Nada detiene la expulsión del Centro de Estudios de Documentación e Información Bolivia (Cedib) de las instalaciones de la Universidad Mayor de San Simón (UMSS), en Cochabamba, una decisión de Juan Ríos, rector de la universidad.

Ríos argumento esto al fin del convenio de diez años que habían firmado ambas instituciones, y que ya se había cumplido en 2003, y a la necesidad de ocupar esos ambientes del Cedib para colocar el Instituto de Idioma Chino Confucio. 

Para Marco Gandarillas, director del Cedib, todo pasa por una cuestión política, ya que desde este centro son contrarios a las acciones extractivistas del Gobierno de Evo Morales, y eso es algo que no acepta Ríos, vinculado al MAS, el partido político de Morales.

El Cedib conserva uno de los fondos documentales más importantes de Bolivia, con la memoria histórica de los últimos 50 años del país guardada en más de 11 millones de artículos. Otro fondo digitalizado con más de tres millones de documentos, y otras decenas de miles de carpetas con datos importantes para la investigación.
 
No hay espacio
A pesar de todo lo que significa el Cedib, hasta el momento no tiene un nuevo lugar en Cochabamba. La Alcaldía de esta ciudad, que nombró al Cedib Patrimonio Cultural en 2012, a través de Ninoska Lazarte,  secretaria de Cultura, dijo que la cesión en comodato de un espacio municipal para el Cedib es algo poco factible.

Lazarte explicó al diario Opinión de Cochabamba que al ser el Cedib una ONG, es una entidad privada que administra un patrimonio muy valioso, pero que no deja de ser privado. “Para poder darles un comodato necesitamos cumplir ciertos requisitos y, además, buscar el espacio, pues ellos quieren uno que sea céntrico”, señala.

Desde la Gobernación cochabambina dijeron que este tema no les compete.
En cambio, desde La Paz, tanto la Alcaldía como la Universidad Mayor de San Andrés han ofrecido espacios para el Cedib. 

Campaña
Por ahora, el rector de la UMSS pidió el martes que un notario de fe pública verifique que el traslado esté en marcha. Desde el centro de documentación lanzaron una campaña para trasladar el fondo documental. Los interesados en ayudar pueden hacer un depósito en la cuenta 3000073422 del Banco Nacional de Bolivia 

Tags