La Policía de Brasil logró incautar 420 kg de clorhidrato de cocaína, la mañana de este miércoles, en una aeronave procedente de Bolivia y aprehendieron al sujeto que estaba cerca del avión, en una hacienda próxima a la localidad de Denise (209 km a Suroeste de Cuiabá).

"Hubo intercambio de disparos -señala el portal Folha  Nobre-, el sospechoso fue tiroteado y llevado al hospital, pero no resistió" y otros dos sospechosos huyeron.

En el operativo, además de la droga, se incautaron dos armas.

Seguimiento

La Policía estaba monitoreando la aeronave desde que salió del espacio aéreo brasileño para buscar el estupefaciente en Bolivia.

En cuanto el avión - un bimotor Seneca 2- regresó al espacio aéreo brasileño, sin plan de vuelo y sin declarar oficialmente el vuelo, se montó la estructura de la Seguridad Pública del Estado, junto a la Policía Federal, para hacer el abordaje donde el avión haría el aterrizaje.

Según información preliminar, el destino de la droga era el Puerto de Santos (SP) y posteriormente Europa.