Los cerros del municipio cruceño de Pucará, localidad ubicada a 2.480 metros sobre el nivel del mar, amanecieron pintados de blanco. Las bajas temperaturas, que llegaron a su mínimo durante la madrugada, provocaron una helada que congeló los arboles y la vegetación del lugar.

La cosecha ya concluyó por lo que se espera que el impacto a los agricultores no sea tan fuerte.

El Servicio Nacional de Hidrología y Meteorología, lanzó una alerta naranja para las provincias Cordillera, Vallegrande, Florida, Ibañez Y Warnes por el ingreso de un frente frío "que ocasionará el descenso brusco de temperatura" al menos hasta este martes 10 de julio.

Puedes leer:

Mira más imágenes de la helada: