A siete años de la aprobación de la Ley Marco de Autonomías, solo 15 de 338 municipios tienen cartas orgánicas. Tarija y Pando son los dos departamentos con estatutos autonómicos vigentes. Charagua, Raqaypampa y Uru Chipaya definieron estatutos indígena originario campesinos y Gran Chaco ya aprobó su estatuto autonómico regional.

El domingo, Alto Beni y  Achocalla, en La Paz; Vallegrande y Postrervalle, en Santa Cruz; Sicaya y Shinahota en Cochabamba; y Uriondo en Tarija, aprobaron sus cartas orgánicas, mientras que en Macharetí (Chuquisaca) se aprobó la conversión a autonomía indígena. El No ganó en seis municipios.

Para el analista Carlos Hugo Molina, el avance es lento y a este paso, todos los municipios podrán tener sus cartas en 20 años.

Para el viceministro de Autonomías, Hugo Siles, esa postura no es correcta. “Las cartas orgánicas son potestativas. Se pueden hacer o no, los estatutos sí son obligatorios. Significa profundizar, perfeccionar el proceso de la autonomía municipal, porque define en su estructura regímenes de políticas públicas”, argumentó.

El secretario de la Gobernación de Santa Cruz, Vladimir Peña, dijo que hay demora. “El Gobierno burocratizó la autonomía, quiere que sea tutelada,  le pone trabas, las cartas retrasan porque requieren un largo proceso. Y así, alejarse de sentarse a negociar el Pacto Fiscal”. Siles recordó que el pacto está en el tercero de cinco pasos.