Efectivos de la policía realizaron la madrugada del viernes una requisa sorpresa en el penal de San Pedro de La Paz en la que encontraron celulares y armas punzocortantes, entre otros artículos que están prohibidos en ese reclusorio, informaron fuentes de la policía departamental de La Paz.

Según el reporte de Bolivia Tv, la requisa se realizó en todas las secciones del penal, con la participación de al menos 300 efectivos de varias unidades, entre ellas, de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) y de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN).

La requisa, la primera de este año, se realizó para "garantizar la Seguridad de los internos del penal y de los visitantes", remarcó uno de los oficiales que participó en esa inspección sorpresiva.

El penal de San Pedro está entre los más grandes de Bolivia, que alberga al menos a 1.500 presos en un sistema muy particular de celdas.

En octubre del año pasado, la Policía asumió la decisión de desarticular una cúpula de poder en esa penitenciaria que amedrentaba y extorsionaba a los privados de libertad, y anunció que las requisas serán permanentes para evitar que se reactiven  esos grupos de poder.