El presidente Evo Morales, durante un acto público en El Alto, responsabilizó a EEUU por lo que pueda pasar al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, después de que el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, expresó que los días Maduro en Venezuela "están contados".

Morales vertió estas declaraciones horas antes de que en Bogotá inicie una reunión de cancilleres del Grupo de Lima para abordar la crisis en Venezuela, con el fin de intensificar el "cerco diplomático" al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

"Con semejante amenaza, no ha podido intervenir militarmente EEUU y sus aliados, después de que fracasaron, Pompeo dice ahora; 'Maduro tiene los días contados', anoche un senador dice: 'hay que asesinar a Maduro', si pasa algo con la vida de Maduro (es) responsable EEUU, Pompeo y ese senador Rubio, no pueden intervenir, ahora quieren matar, magnicidio", dijo Morales.

El mandatario boliviano también se refirió a los disturbios registrados el sábado cuando se intentó ingresar ayuda humanitaria al país caribeño, pero una escalonada violenta impidió que la ayuda humanitaria acumulada en países vecinos pueda llegar a la población.

Morales dijo que esta acción lo ha sorprendido y asegura que es la unidad del pueblo venezolano que se resiste a que EEUU se haga de los recursos de Venezuela (petróleo).

"Estoy sorprendido lo que pasó en Venezuela, pese a los problemas económicos, unidad de ese pueblo para defender su independencia, unidad para defender su soberanía, su libertar, su dignidad, me ha sorprendido", acotó Morales.