Rodolfo Rocabado, ministro de Salud, dijo este martes que el nuevo seguro universal de salud eliminará las filas de pacientes en busca de fichas para ser atendidos y hará más eficiente el servicio a la agente y en su administración.

El nuevo seguro de salud universal entrará en vigencia a partir de enero de la próxima gestión y el Gobierno en estos momentos se encuentra realizando un diagnóstico de la situación, viendo la evaluación de infraestructuras, insumos, equipamientos y recursos humanos.

"Hoy tenemos hospitales que trabajan seis horas, y bueno deberían estar trabajando por lo menos 12 horas brindando atención continua de especialidad a la gente. Lo que tenemos es que hoy se atienden en promedio entre 10 y 12 fichas de especialistas, en la tarde no hay quien los atienden, si en la tarde hay atención se podrían evitar las colas"

Ratificó que el nuevo seguro universal de salud será implementado con un presupuesto de $us 200 millones, recursos económicos que se irán incrementando de acuerdo con el progreso anual que registre la nueva administración en salud.  

En cuanto a las filas que actualmente se registran en los hospitales de tercer nivel en Santa Cruz, Rocabado explicó que en estos centros la atención se ve colapsada por que la población acude a estos en lugar de asistir a los centros de primer y segundo nivel.

"Eso no ocurre, vemos que por un dolor de pecho acuden a los hospitales de tercer nivel en lugar de ir al primer nivel, obviamente los hospitales estarán colapsado porque los pacientes  quieren atención especializada por cualquier cosa", explicó el ministro de Salud.

Rocabado destacó la red de centros de primer y segundo nivel que ha construido la Alcaldía en Santa Cruz,  y se comprometió con dotar de más recursos humanos y equipamiento en los establecimientos que hagan falta.